Cómo los Dispositivos Médicos aportan a la calidad de vida de los pacientes con cáncer

Gonzalo Maroto, vicepresidente de la Asociación de Dispositivos Médicos (ADIMECH), hace un llamado, en un contexto aún marcado por la pandemia, a realizar, sin postergaciones, los controles y exámenes preventivos, con el fin de evitar diagnósticos tardíos que signifiquen un peor pronóstico.

Este 4 de febrero se conmemora el Día Mundial contra el Cáncer, enfermedad que es una de las principales causas de muerte en el Mundo y la segunda en nuestro país, donde cada año aproximadamente 45 mil personas reciben este diagnóstico. Es tal el nivel de incidencia de esta patología en Chile que, en octubre de 2020, se promulgó la Ley Nacional del Cáncer donde se establece un marco normativo para la planificación, desarrollo y ejecución de políticas públicas, programas y acciones destinados a identificar y combatir sus causas, así como para prevenir el aumento de la incidencia del Cáncer.

Gonzalo Maroto, vicepresidente de la Asociación de Dispositivos Médicos de Chile (ADIMECH), destaca que los dispositivos médicos son claves en los pacientes con Cáncer, tanto en el diagnóstico de la enfermedad, como en su adecuado tratamiento. “Gracias a los dispositivos médicos, los pacientes con Cáncer pueden acceder a un diagnóstico más temprano y a un tratamiento más preciso, que permita disminuir complicaciones, y en los casos no terminales, planificar procedimientos terapéuticos personalizados para lograr una recuperación más rápida, mejorando su bienestar y calidad de vida”, explica el ejecutivo.

La innovación de los dispositivos médicos para la prevención, diagnóstico, tratamiento y cuidados terapéuticos de esta patología se amplía a diversas áreas: En la Prevención, los cribados (screening); en el Diagnóstico, desde los test genéticos y marcadores tumorales hasta los exámenes de imagen (como mamografía, rayos X, resonancia magnética, tomografía, medicina nuclear, PET); en el Tratamiento, con procedimientos como cirugía, quimioterapia y radioterapia, con semillas de radio isotopos o intraperitoneal; y en Cuidados Paliativos, desde el monitoreo en el hogar hasta las bombas de manejo del dolor, entre muchos otros. Así, mientras algunos dispositivos médicos permiten identificar la localización exacta del tumor, para un tratamiento adecuado y oportuno, otros pueden detectar lesiones no palpables en el examen físico; o diagnosticar y realizar seguimiento a la respuesta al tratamiento.

El COVID-19 ha traído también efectos colaterales en el retraso de la detección temprana del Cáncer. En Chile, entre mayo y junio de 2020, la detección de distintos tipos de Cáncer descendió en promedio un 54%, con respecto al mismo periodo del año anterior, producto de la disminución en el número de consultas debido a las cuarentenas, restricciones y el temor al contagio de coronavirus.

Este 2021, en un mundo aún marcado por la pandemia, el llamado desde la industria de dispositivos médicos es a realizar, sin postergaciones, los controles y exámenes preventivos, con el fin de evitar diagnósticos tardíos que signifiquen un peor pronóstico.

“En el Día Mundial contra el Cáncer, desde la Industria de Tecnología Sanitaria, queremos reforzar nuestro compromiso en investigación e innovación para la incorporación de más y mejores Dispositivos Médicos en beneficio de millones de personas que se enfrentan a esta enfermedad, para facilitar el trabajo de los profesionales de la salud, y sobre todo, para mejorar la calidad de vida de nuestro grupo más importante, nuestros pacientes”, finaliza el vicepresidente de ADIMECH.