Expertos advierten sobre la importancia de abordar la pérdida de masa muscular en adultos mayores

La sarcopenia o pérdida de masa muscular es un problema asociado al envejecimiento del tejido muscular, pero que se puede acelerar por el sedentarismo, la inmovilidad o tras un período de hospitalización. Debido al confinamiento, el sedentarismo ha aumentado y con ello el riesgo de padecer de una pérdida de masa muscular, por lo cual, los especialistas llaman a los adultos mayores a retomar la actividad física y a evaluar su condición muscular.

Las mejoras en las condiciones de vida y los avances en la medicina han generado un aumento progresivo en las expectativas de vida, dando como resultado un aumento en la población adulto mayor, tanto en Chile como a nivel mundial. En Chile se estima que el 11% de la población es adulto mayor y se proyecta que para el 2050 esta cifra se triplique.

Es por esto que la preocupación en las condiciones y en la calidad de vida de la tercera edad es cada vez más importante. El fisiólogo de Clínica MEDS, Ignacio Orizola, explica que “la pérdida de masa muscular, asociada con la pérdida de fuerza muscular, se denomina sarcopenia que es un síndrome geriátrico que se caracteriza principalmente por el riesgo de generar discapacidad, disminuir la calidad de vida y con el riesgo de mortalidad. Es por esto, que su diagnóstico y tratamiento oportuno son muy necesarios”.

Por su parte, el geriatra de Clínica MEDS, Juan Carlos Molina, añade que “el confinamiento ha generado un impacto en la masa muscular, no solo en los adultos mayores sino en todos los que hemos dejado de hacer actividad física”.

En este sentido, el doctor Molina explica que la sarcopenia es un marcador de la fragilidad en la adultez mayor, que en etapas avanzadas afecta los movimientos corporales, dificultando la marcha y perjudicando en algunos casos la autonomía o capacidad para desenvolverse en actividades cotidianas, como vestirse o asearse. “El hecho de realizar poca actividad física es uno de los elementos que contribuye a la sarcopenia, que tiene una trascendencia especial en las personas mayores que quieren seguir funcionando, tomando a sus nietos en brazos, yendo al cine, en definitiva, seguir viviendo la vida de una manera activa”, indica.

En este sentido, el geriatra explica que la sarcopenia es una disminución de masa muscular que puede ser primaria desde los 40 años, con una pérdida de masa muscular de 8% por década, y llegando a ser de un 15% por década a partir de los 75 años. Sin embargo, indica que “también hay sarcopenias secundarias, por ejemplo, por haber estado mucho tiempo en cama. Hemos visto esta condición en pacientes que han estado internados por COVID 19”, advierte.

Diagnóstico y tratamiento

Si bien la preocupación por el sedentarismo está siempre presente, el confinamiento vivido en los últimos meses y las restricciones que se generaron a la movilidad de los adultos mayores ha generado un fuerte impacto en la salud muscular de la tercera edad.

Para diagnosticar la Sarcopenia, el Laboratorio de Ciencias del Ejercicio de Clínica MEDS tiene a disposición de los adultos mayores exámenes para evaluar la fuerza muscular, el rendimiento muscular y, además, para medir la masa muscular que son los principales criterios para evaluar la presencia o severidad de la sarcopenia.

“El tratamiento de la sarcopenia se debe enforcar principalmente en la realización de ejercicios físicos de fuerza, donde el paciente entrene de dos a tres veces a la semana, y debe estar enfocado también en la nutrición, con un aumento en la ingesta proteica, todo esto con el fin de aumentar la síntesis de proteínas y con eso favorecer la creación de masa muscular en el adulto mayor”, explica Ignacio Orizola, fisiólogo de Clínica MEDS.

Prevención

Para prevenir la sarcopenia, los especialistas de Clínica MEDS recomiendan controlar constantemente la salud de los adultos mayores o de pacientes que han estado por largos períodos inmovilizados, pues la sarcopenia muchas veces surge como un reflejo de otras patologías como artrosis, debilidad ósea u osteoporosis o diabetes.

En este sentido, el geriatra de Clínica MEDS indica que hay que desarrollar estrategias con planes alimenticios y programas de entrenamientos, para que mantengan, en un mayor tiempo y de la mejor manera posible, la masa y la fuerza muscular. “Se hace indispensable atacar el reposo, y todo lo que lleva a la pérdida de funcionalidad y en esto resulta muy bueno contar con planes de Entrenamiento Funcional, como los que desarrolla Clínica MEDS, donde el adulto pueda recuperar la masa y la fuerza muscular, este es el mejor antídoto contra la discapacidad”.

El especialista agrega que también es importante el tema nutricional, donde el consumo de proteínas es muy relevante para para el desempeño funcional de los adultos mayores y recomienda caminar alrededor de 20 minutos diarios.