Inédito tratamiento salva la vida de niña de 2 años en el Hospital El Carmen de Maipú

La pequela Emilia se contagió de COVID-19 y un mes más tarde su cuerpo comenzó a reaccionar con distintas fallas producto del síndrome multisistémico inflamatorio asociado al virus que la dejó al borde de la muerte.

Los padres de una menor ni siquiera se enteraron que su pequeña hija de apenas 2 años había contraído coronavirus en algún momento.

Emilia era completamente asintomática y un mes más tarde su cuerpo comenzó a reaccionar con distintas fallas producto del síndrome multisistémico inflamatorio asociado al COVID-19 que la dejó al borde de la muerte.

“Ella estaba mal. Dos días desupués que ella ingresó a la UPC pediátrica del hospital decidieron intubarla, porque la niña tuvo un cuadro súper importante cardíaco y respiratorio”, señaló su mamá, Mery Sepúlveda.

Su papá, Javier Cifuentes, afrmó por su parte que “dijeron que para esto no hay cura, entonces ya con eso tú estás claro que si se agravaba más estaríamos lamentando el deceso de la niña”.

Ninguno de los tratamientos para este tipo de reacciones funcionó. Emilia estaba grave luchando por su vida.

Como último recurso los doctores del Hospital El Carmen de Maipú decidieron realizar una plasmaféresis, un procedimiento nunca antes realizado en niños.

“La plasmaféresis no es algo nuevo, es una terapia que se ocupa en otras enfermedades y que de alguna forma ayudan a remover cierto tipo de sustancias. En este caso lo que removimos fueron sustancias tanto inflamatorias como antiinflamatorias que estaban en ella muy elevadas”, indicó la doctora Camila Cores de la UCI pediátrica del recinto.

Es un procedimiento nunca antes visto en el mundo, por primera vez aplicado en niños afectados por síndromes relacionados al coronavirus y que resultó un éxito total.

Cores contó que “el primer día logramos ver que algunos parámetros que tienen que ver con exámenes de laboratorio se fueron normalizando. Ya después de la segunda el cambio era brutal”.

“A nosotros nos pareció maravilloso. Este procedimiento fue el que le salvó la vida a nuestra hija”, señaló su madre.

Emilia hoy está sana gracias a un procedimiento que no tiene registros clínicos en el mundo y que fue aplicado por primera vez en Chile en el Hospital El Carmen de Maipú.

El director del centro de salud, Juan Kehr, aseguró sobre esto que “es un procedimiento digno de replicar en situaciones graves como esta, en la cual el tratamiento que se hace con corticoides y otros elementos no había dado los resultados, y por lo tanto, como en este caso, puede hacerse en los hospitales que cuenten con la tecnología para hacer esta plasmaféresis”.

Lo que sí se requiere es una importante donación de plaquetas. Por eso el llamado es a no bajar los brazos y a donar si es posible, pero también a cuidarse porque el virus continúa y aunque muchos no lo crean sus hijos también pueden verse afectados. Fuente: www.chvnoticias.cl