Cirugías maxilofaciales dejan excelentes resultados en Hospital de Ancud

A juicio de los profesionales tratantes, la recuperación ha sido satisfactoria, misma impresión que tienen los cuatro pacientes sometidos a las intervenciones.

Los cuatro pacientes que los días 8 y 9 de octubre pasado, se sometieron a cirugías maxilofaciales en el Hospital de Ancud han sido controlados de acuerdo al protocolo. Como informamos, todo gracias a un gran trabajo en equipo, que llegó a su fin después de largos años de tratamientos previos de ortodoncia.

Los primeros intervenidos en Chiloé están conformes con el resultado obtenido, a poco más de un mes de ejecutadas las operaciones. Recordemos que en éstas participaron tres Cirujanos Maxilofaciales, entre ellos el Dr. Rodrigo Fariña, de vasta experiencia en el ámbito, junto al Dr. Rodrigo Bravo, quien desarrolla esta misma especialidad en el Hospital de Ancud. La tarea previa la ejecutó en tres de los pacientes el Dr. Carlos Cárcamo Pool, especialista en Ortodoncia del recinto asistencial.

Todos los pacientes accedieron libremente a entregar sus testimonios para ser difundidos, en pos de conocer de primera fuente sus experiencias.

Nicolás Salgado es un joven que reside en Castro y viaja periódicamente a Ancud para cumplir sus controles con el Maxilofacial. “La experiencia ha sido buena. En el post operatorio tuve una buena recuperación y he evolucionado bien. Lo esperé harto tiempo, me iban a operar en marzo, pero por la pandemia debí esperar hasta octubre. Había harta ansiedad, uno lo espera desde niño”, relata. Su madre, Lilian Sanhueza, está conforme con el equipo que participó de principio a fin. “Como papás estamos muy agradecidos con el resultado después de la cirugía. Su post operatorio fue de lujo, está bien cicatrizado. Nunca me manifestó anteriormente que esto afectaba su autoestima. Pero uno como mamá sí lo notaba de alguna manera. Con lo logrado, él está feliz y nosotros también. No queda más que dar las gracias al equipo médico completo. Ojalá esto siga realizándose”, expresó la mamá.

También cuenta su experiencia Silvia Millaquén, vecina de Ancud y madre de Viviana Ruiz, usuaria sometida a la intervención. “Anduve en todas con ella. Estoy muy feliz porque esperábamos hace mucho tiempo. Agradecemos todo lo que está sucediendo. Le ha costado un poco cicatrizar, pero sé que saldrá bien. Agradecemos a sus doctores, sobre todo al doctor Cárcamo, quien me guió en las gestiones; también al doctor Bravo”, dice.

UNA TAREA CUMPLIDA…

El joven Jonathan Garcés destaca el espíritu con el cual se ha llevado adelante todo su proceso. “Desde que llegué me han atendido súper bien. El día de la operación cuando me fueron a buscar estaba muy nervioso, era una operación de mi mandíbula y nariz. Pero todos me dieron confianza y tranquilidad para entrar a Pabellón; todo iba a salir bien. El hospital ha estado apoyándome desde el comienzo. Tuve un cambio enorme y todo va súper bien”, manifestó.

También ha sido un post operatorio muy bueno para María José, otra de las pacientes intervenidas en esta ocasión. “Desde que me dijeron que lo mío se podía operar, estuve tranquila esperando. Me habían dicho que podía ser para largo, por lo que nunca me desesperé por la cirugía. Y pasaron nueve años. Finalmente fue una buena cirugía; mi recuperación ha sido lenta pero buena. Estoy conforme y mi madre también”, narró la mujer, resaltando todas las gestiones hechas por sus médicos tratantes.

Satisfacción para todo el equipo que en diferentes etapas conoció a los jóvenes que hoy ya ven resultados positivos. Es el caso de la Asistente Dental Carmen Islas, quien trabaja con el Dr. Bravo. “Hay pacientes que uno los ha visto desde chiquitos, entonces ver este cambio es muy gratificante. Estoy feliz por ellos. La mayor recompensa es verlos contentos, también a sus papás. Ahí uno dice tarea cumplida”, planteó.

TAL CUAL SE PLANIFICO

El Cirujano Maxilofacial del Hospital de Ancud, Dr. Rodrigo Bravo Rodríguez, sostiene que “el balance general es muy bueno, estamos muy contentos con los resultados”, destacando la labor previa realizada por el Ortodoncista del hospital ancuditano, el Dr. Carlos Cárcamo Pool. “Hace el trabajo de dejarlos listos, preparados para las cirugías. Los tiene unos años y los deja en condiciones de operarse. Luego viene la cirugía, para después él mismo terminar la ortodoncia post quirúrgica”, explica, misma tarea que cumplió y cumplirá la Ortodoncista del Hospital de Castro Dra. María Luisa Ruiz, quien atiende al paciente residente en esa ciudad. Bravo resalta igualmente el trabajo de su par Cirujano Maxilofacial, Dra. Andrea Arriagada, quien participó de todas las cirugías.