Los riesgos que implica enfermarse de Covid-19 teniendo diabetes

Mayor mortalidad y dificultad para defenderse del coronavirus son parte de las consecuencias de padecer esta enfermedad crónica en medio de esta pandemia, recalcan desde la Adich.

Heridas difíciles de curar y otros tipo de riesgos conlleva el tener una diabetes no controlada, consecuencias a las que se suman un contexto actual que pone en un peligro mayor a estas personas: el coronavirus.

Cuando estamos ad portas del Día Mundial de la Diabetes, que se conmemora este 14 de noviembre, es clave hacer un llamado de atención frente a cómo la pandemia pone en un mayor peligro a quienes padecen esta enfermedad crónica.

Y es que cabe señalar que según alertan desde la Asociación de Diabéticos de Chile (Adich), mal controlada, la diabetes puede comprometer la capacidad del cuerpo para combatir una infección, lo cual dificulta significativamente la lucha contra la Covid-19 y conducir a un período de recuperación más largo.

Lo que llama a la precaución, considerando que en nuestro país el 12,3% de la población tiene diabetes según la última Encuesta Nacional de Salud realizada el 2016-2017. Así se estima que una de cada 12 personas la padece, es decir, cerca de 1.700.000.

Las personas con Diabetes tienen mayor riesgo de adquirir infecciones debido a que tienen un sistema inmunológico deficiente a causa de la hiperglicemia. Sumado a esto, tenemos que la mayoría tiene sobrepeso u obesidad, lo que aumenta aún más el riesgo de agravar su situación inflamatoria y empeorar el pronóstico de la enfermedad” enfatiza Marcela Vergara, Directora Ejecutiva de ADICH.

Y es que, como se mencionaba antes, el principal nexo entre el exceso de glucosa en la sangre y el coronavirus es el alto riesgo de una evolución más grave y con mayor mortalidad, advertencia que ha hecho la propia Organización Mundial de la Salud (OMS). El riesgo de un desenlace fatal es al menos 50% mayor.

Se ha observado que, además de la edad avanzada, existe una asociación significativa entre la presencia de comorbilidades como diabetes mellitus, hipertensión arterial y enfermedades cardiovasculares con un peor pronóstico en la infección por el virus del SAR Cov 2.

 Medidas preventivas

Clave resulta tener claro cuáles son los síntomas de la diabetes, porque sin saberlo, puede estar en un riesgo mayor frente al virus.

Entre los signos están el sufrir una sed persistente, muchas ganas de orinar, un hambre constante, pero a la vez una pérdida inexplicable de peso, entre otros. También se detecta en los hombres disfunción eréctil.

Por otro lado, una diabetes mal controlada puede derivar en pérdida de visión, disminución en la sensibilidad de las extremidades hasta llegar al conocido y peligroso “pie diabético”, que en ocasiones termina en la amputación.

“Es sumamente importante realizar una revisión periódica de los pies, en caso de detectar una herida, por más pequeña que esta sea hay que acudir inmediatamente a un centro asistencial para que se tomen las medidas necesarias.  Pero, ¿porque apareció la herida?, Esa es la pregunta a la que hay que buscar respuesta, y en ese proceso debe participar un equipo multidisciplinario en el que deben participar diabetólogos, nutricionistas, vasculares, fisiatras, traumatólogos y psicólogos. El trabajo de este equipo permitirá identificar las causas y también diseñar la estrategia para detener el avance de la herida”, señala Rafael Méndez, cofundador de CuperScience.

Para evitar aquello, resulta clave hacer control diario de la glicemia, ser riguroso en la toma de los medicamentos recetados por su médico, llevar una dieta equilibrada y hacer ejercicio, lo que se debe acompañar de las recomendaciones ya habituales para cuidarse de la Covid-19, como el uso de mascarilla , practicar el distanciamiento social, además de tener un contacto de emergencia por si fuese necesario.