Hospital de Osorno destaca a Nivel Nacional en producción Quirúrgica en contexto Pandemia

A pesar de los últimos grandes acontecimientos que ha sufrido Osorno, como la contaminación del agua potable de la comuna (2019) y la actual pandemia COVID19, donde se ha tenido que restringir distintos servicios clínicos del Hospital Base San José Osorno; una de las áreas que destaca por su adaptabilidad, es la el área quirúrgica, específicamente la Unidad de Pabellón, quienes han asegurado el funcionamiento continuo de sus prestaciones.

Según un reporte del Ministerio de Salud, entre enero a septiembre del 2020, considerando el contexto pandemia, los hospitales han realizado solo el 52% de sus cirugías electivas, sin embargo, el principal recinto hospitalario de la provincia de Osorno, destaca en el 7mo lugar (mes septiembre), a nivel nacional, alcanzando un 76% de productividad quirúrgica respecto al mismo mes del año 2019.

Como explica la Dra. Francia Arce, médico anestesiólogo y Jefa del Centro de Responsabilidad de Pabellón HBSJO, esto se ha logrado gracias al trabajo mancomunado de las distintas jefaturas y todo el personal. “Hemos desarrollado protocolos que involucran normas de seguridad respecto por ejemplo al uso de los EPP (Elementos de Protección Personal); pabellones habilitados exclusivos para pacientes COVID; habilitación de unidades de descargas en postoperatorio y a diseñar protocolos de selección específica de pacientes que vienen a operarse, es decir, que cumplan criterios del test PCR, ayuno y severidad de la patología”.

En cuanto a los niveles de atención de pacientes, la estrategia se basa criterios clínicos y por priorización de salud: primero los pacientes de gravedad, pacientes oncológicos, luego los pacientes que son urgencias, hospitalizados, los pacientes GES y posteriormente la lista de espera, alcanzando incluso a resolver pacientes en listas de espera del año 2017 y 2018, en este periodo de cuarentena.

Así lo detalla el Dr. Ricardo Guarda, médico cirujano y Jefe del Hospital Modular HBSJO, “Hemos pasado por momentos críticos, como la primera cuarentena donde tuvimos que disminuir a menos del 50% la disponibilidad de pabellones electivos para darle prioridad a los pacientes más graves (…) Posteriormente continuamos aumentando nuestra disponibilidad de los pabellones y en este momento hemos logrado alcanzar el 90% y 100% nuestra disponibilidad electiva de pabellones, lo que nos ha permitido mantener una constancia en la atención, resolviendo en forma oportuna las patologías y necesidades de nuestros pacientes”.

En este proceso de adaptación y dada la necesidad de aumentar las camas de recuperación, como así también, las camas para ingreso de pacientes ambulatorios, es que el Hospital Modular se utiliza como una extensión del CR de Pabellón a través de UCMA. “Hemos logrado dar continuidad a nuestros pacientes ambulatorios, en 4 a 5 semanas ya hemos operado cerca de 150 pacientes y de manera óptima. Ha habido un compromiso de todos los estamentos para adaptarse a estos cambios y hay que destacar la voluntad de todos en este proceso”, añade el Dr. Guarda.

Dinámica de los equipos

El Centro de Responsabilidad de Pabellón abarca las Unidad de Pabellón; Unidad de Postoperado y la Unidad de Cirugía Mayor Ambulatoria (UCMA) alcanzando un total aproximado de 170 funcionarios, esto ha implicado un importante trabajo de coordinación y también emocional con cada persona.

“Hemos tenido una cuota importante de flexibilidad al cambio porque nos ha tocado, por ejemplo, reconvertir unidades como postoperado a cuidados intensivos, eso significa movilizar personal, máquinas de anestesia, optimizar los recursos. Esta capacidad de adaptarnos al cambio, nos ha permitido navegar en este mar turbulento de la pandemia. Este es un trabajo de equipo y el compromiso de todos los funcionarios que se han adherido a esta modalidad de trabajo. Los buenos resultados sobre el estándar nacional, es producto del trabajo en equipo y aprender a movernos en esta pandemia, que significa reconvertirse día a día”, comenta la Dra. Arce.

Para el Enfermero supervisor Unidad Pabellón, Daniel Mancilla, al inicio había incertidumbre sobre cómo poder trabajar con pacientes en medio de la pandemia, sobre todo por el manejo de pacientes COVID “se llegaron a definir diversas estrategias, definición de protocolos y con eso se disminuyó la inseguridad que se sentía al principio, el equipo se fue entrenando y perdiendo el miedo (…) Ahora se amplió la gama intervenciones quirúrgicas, estamos operando pacientes de cirugía infantil, de otorrino, hernias, que en algún momento era impensado”.

El enfermero explica que otro de los factores fundamentales ha sido las constantes capacitaciones en el área de pabellón entendiendo que muchas veces se tratan de funciones específicas y complejas de reemplazar en caso de potenciales ausencia de personal a causa de la pandemia. También se ha reforzado el trabajo de salud mental con estrategias de pausas saludables, psicoterapia grupal, flexibilidad de permisos o tiempos familiares.

Llamado a no bajar los brazos

Evelyn Godoy, TENS del área de anestesia y 16 años de experiencia en dicha labor, explica que el hecho de estar en contexto pandemia y cumplir con el resto de tema que no son COVID, ha sido agotador en líneas generales, trabajo que no ha sido fácil, pero por otro lado, “también está la parte de la vocación y decir ‘chuta que rico trabajar acá donde las papas queman´, poder ayudar y ser uno de los primeros en poder aportar, dar consejos y tener la experiencia para más adelante… igual ha sido gratificante”

“La gente tiene que asumir que esto sí es real, que hemos visto pacientes bastante complicados con el tema del virus y nadie sabe cómo te puede afectar, cada organismo es distinto. Segundo, las medidas; se ha visto acá como funcionarios, que las medidas sí funcionan tales cómo es el uso correcto de la mascarilla, distanciamiento social y el lavado de manos. Nosotros acá, puedo decir orgullosamente, no hemos tenido grandes contagios, el personal se ha cuidado bastante, a pesar que al principio uno refunfuña porque el distanciamiento social es complicado, pero sí funciona, si se puede y de todas maneras… crean que el virus es real y traten de seguir esos tres pasos tan simples y con eso, podemos pasar tal vez invictos”, finaliza Evelyn Godoy.