4 cosas que afectan la efectividad de las píldoras anticonceptivas

Las píldoras anticonceptivas tienen una efectividad cercana al 98%, al impedir “que el ovario de una mujer libere un óvulo durante su ciclo menstrual”, tal como consigna la Biblioteca de Medicina de Estados Unidos.

Sin embargo, su eficacia podría fallar ante ciertas circunstancias y producirse la ovulación, aumentando el riesgo de embarazo.

¿Cuáles son esos escenarios en que un anticonceptivo podría no ser efectivo? Jorge García, químico farmacéutico experto en anticoncepción y director técnico de Gedeon Richter Chile, señaló algunos factores a tener en cuenta que podrían interferir.

1.- No tomar la píldora a la misma hora todos los días
“La toma diaria de un anticonceptivo permite asegurar que el efecto anticonceptivo sea logrado eficientemente, disminuyendo considerablemente las posibles molestias en la usuaria final”, señala García.

En este sentido, el profesional indica que el hábito es muy importante. “Tanto es así, que algunas combinaciones presentes en el mercado, contemplan la presencia de comprimidos placebo para mantener dicho hábito. Respecto a la hora de la toma, lo ideal es una misma hora para acondicionar al organismo a una misma carga hormonal, permitiendo un adecuado tratamiento y efecto esperado”, comenta el especialista.

2.- Vómitos y diarreas
El ginecólogo Guido Juárez de León, quien es integrante de la Sociedad Chilena de Obstetricia y Ginecología, señaló hace un tiempo a BioBioChile que cuando hay episodios prolongados de vómitos y diarrea se produce una alteración en el proceso de absorción, por lo tanto, el tomar la pastilla nuevamente después que hayan ocurrido estos episodios no garantiza la completa efectividad.

Al respecto, García indica que “cuando tenemos una usuaria que refiere dichos malestares o problemas de salud, es importante atenderlos en su real dimensión porque van en contra del proceso farmacocinético normal esperable de la combinación anticonceptiva al momento de su administración”, comenta, haciendo referencia a que esto interfiere en la absorción, distribución, metabolismo y eliminación del fármaco.

“Dicho lo anterior, no es raro encontrar usuarias que al presentar esos problemas de salud no obtengan el efecto esperado. ¿Qué se hace al respecto? Como dije, atender el problema y adecuar la dosis (chequeado con el médico previamente), hasta que el problema de base sea resuelto”, añadió el experto.

3.- Algunos medicamentos
García indicó que existen ciertos medicamentos pueden interferir sobre el efecto del anticonceptivo. Entre estos están:

• Antibióticos: Rifampicina, Penicilina, Amoxicilina, Ampicilina, Tetraciclina, Cotrimoxazol, Griseofulvina, Nitrofurantoina, Metronidazol, Miniciclina.

• Anticonvulsivantes: Fenibarbital, Fenitoína, Topiramato.

• benzodiacepinas: Alprazolam, Diazepam.

• Inhibidores de la bomba de protones: Lansoprazol, Pantoprazol, Omeoprazol.

Por lo mismo, Juarez recomendó tomar la píldora entre 6 a 8 horas después de haber consumido otros medicamentos, pero lo ideal es que si hay dudas es mejor consultar al médico.

4.- Olvido
Si olvidas una pastilla, aunque consumas dos al día siguiente la efectividad no está garantizada.

Cabe destacar que según Juarez el riesgo de embarazo por falla del anticonceptivo aumenta si ocurre durante los primeros 14 días del ciclo, a que si sucede en los últimos 7 días. Sin embargo, ante estas dudas el especialista recomendó acudir a un médico que pueda evaluar cada caso. Fuente: biobiochile.cl