Veganismo y obesidad: los malos hábitos más frecuentes en este tipo de alimentación

Si bien en la alimentación vegana se deberían incluir, por definición, mayor cantidad de productos de origen vegetal como frutas y verduras, muchas veces se generan desequilibrios calóricos que derivan en un aumento excesivo de peso.

Por definición, una dieta vegana no contiene ningún producto de origen animal (como carne, pescado, pollo, huevo o lácteo) y se enfoca en alimentos de procedencia vegetal, como frutas, verduras, granos integrales, legumbres, etc. Sin embargo, el que alguien decida seguir una alimentación vegana, no significa en forma automática que la alimentación será equilibrada.

“En ocasiones, las personas veganas tienden a consumir una alta cantidad de carbohidratos, frituras y alimentos procesados poco saludables y, a su vez, pocas frutas y verduras. Por eso, en algunos casos, esos alimentos, muy altos en calorías y acompañados del sedentarismo, pueden hacerlos subir de peso”, explicó Ivette Ávalos, médico en nutrición y obesidad de Clínica Bupa Santiago.

Pero, ¿cuáles son las causas o malos hábitos más frecuentes? De acuerdo a lo señalado por la especialista, muchas veces la causa radica en un mal asesoramiento a la hora de preferir una dieta vegana. “Lo importante es que sea nutricionalmente equilibrada, variada y por supuesto, saludable”, agregó.

Recomendaciones para evitar un exceso de calorías

“La principal recomendación es informarse muy bien acerca de los alimentos, tanto en su calidad nutricional como también en su densidad calórica. Un alimento puede ser muy saludable, pero a la vez, muy denso calóricamente, por lo que si una persona lo come en exceso, estará consumiendo demasiadas calorías sin darse cuenta”, mencionó Ivette Ávalos.

Asimismo, la experta aconsejó que la alimentación sea variada. “Tenemos una diversidad muy amplia de frutas, verduras y legumbres. Las preparaciones también pueden ir cambiando, lo que hará que sus sabores sean más agradables y no se caiga en comer siempre lo mismo”, enfatizó la médico en nutrición y obesidad de Clínica Bupa Santiago.

Así, para que una persona vegana lleve adelante esta forma de alimentación de manera responsable con su salud, es recomendable que busque orientación tanto médica como nutricional.

“Esto es trascendental, ya que un déficit común y muy importante al excluir la ingesta de alimentos de origen animal es la vitamina B12, la que puede ser no solo detectada, sino también prevenida y tratada con suplementación vitamínica a tiempo, evitando así algunos tipos de anemia, y problemas en el sistema inmunológico u otros, como caída del cabello”, afirmó la experta. Fuente: biobiochile.cl