Los Ríos: refuerzan medidas de bioseguridad en establecimientos y dispositivos de atención primaria

La inversión, que supera los 68 millones de pesos, se destinará a mejorar espacios para otorgar a los funcionarios un entorno laboral seguro.

Una inversión de 68 millones 293 mil 685 pesos destinó el Servicio de Salud Valdivia (SSV) para reforzar las medidas de bioseguridad de los funcionarios en establecimientos y dispositivos de atención primaria de la región de Los Ríos.

La iniciativa, que será ejecutada entre octubre y diciembre de este año, forma parte del programa de Apoyo a la Gestión Local (AGL), impulsado por el Ministerio de Salud, que, en esta ocasión, tiene por objetivo reforzar la prevención de bioseguridad de los funcionarios, generando espacios que permitan un entorno laboral seguro en el contexto de pandemia.

La inversión, permitirá hacer habilitaciones en comedores de 16 centros de salud familiar (CESFAM) y 8 centros comunitarios de salud familiar (CECOSF) en las comunas de La Unión, Futrono, Lago Ranco, Lanco, Panguipulli, Los Lagos, Máfil, Mariquina, Paillaco, Río Bueno, Valdivia. En La Unión, además considera la habilitación de una sala de descanso en el Servicio de Alta Resolutividad (SAR).

Los recursos, en específico, irán orientados al arrendamiento de espacios modulares, habilitación de dependencias para uso de los funcionarios, adecuación de infraestructura, entre otras acciones esenciales para garantizar las medidas de contención que exige la pandemia.

Al respecto, el director del Servicio de Salud Valdivia, Víctor Hugo Jaramillo, junto con valorar el esfuerzo presupuestario que se traduce en el convenio, indicó que, para asignar los recursos a cada comuna «se hizo el cálculo en base a un comedor en cada cesfam y un cecosf, teniendo presente que estos dispositivos serán arrendados o habilitados, según el caso, por cuatro meses. Además, contempla la compra de equipos no clínicos; como lavamanos, sillas, mesas, microondas, hervidores y dispensadores de alcohol gel».

Agregó que “dada la contingencia, y que nuestra red primaria es la primera puerta de atención con que se encuentran los pacientes a la hora de recurrir a un centro asistencial, se hacía prioritario enfocar nuestros esfuerzos en elevar las medidas de bioseguridad y garantizar el efectivo distanciamiento social, para proteger así especialmente a nuestros funcionarios y funcionarias de la salud municipal que se desempeñan en cada uno de los recintos que serán intervenido».