Salud visual, una mirada a los efectos de la pandemia

● En el marco del Día Mundial de la Visión, Lentesplus.com presenta los resultados de un sondeo sobre hábitos de salud visual durante el confinamiento, para explorar el impacto de la pandemia en 4 países de Latinoamérica.

● El 46% de los encuestados afirma que el aumento de permanencia frente a pantallas por el confinamiento aumentó entre 3 y 6 horas y, sin embargo, un 30% de la población no ha adoptado ningún hábito de salud visual.

● El incremento del tiempo en espacios interiores y en actividades que implican ´visión de cerca´ podría acentuar los casos de miopía en la región.

Las medidas de aislamiento social durante la pandemia han permitido mitigar el aumento de casos de Covid-19; sin embargo, la adopción de nuevas rutinas como el aumento de la exposición a pantallas azules debido al home office, la educación online y las horas frente al televisor o dispositivos móviles, han desencadenado nuevos potenciales riesgos para la salud visual.

Entre los principales resultados del sondeo realizado por Lentesplus.com, que incluyó una muestra de 600 participantes en Colombia, México, Chile y Argentina, se constata que el 76% de los encuestados aumentó la exposición a pantallas durante el confinamiento. Un 46% afirma que el tiempo de exposición aumentó entre 3 y 6 horas, un 29% más de 6 horas y el 25% de 1 a 3 horas.  

Este incremento, está relacionado con algunos síntomas que las personas han presentado durante el confinamiento, entre los más frecuentes se destaca la sequedad ocular con un 29%, seguido de fatiga o cansancio visual con un 24%, visión borrosa temporal con un 14% y dolor de cabeza al realizar esfuerzo visual con 14%.

¿Qué efectos tiene este aumento de exposición en la salud visual? Nicole Parra, optómetra de Lentesplus.com, explica que cuando se realizan actividades excesivas o por un tiempo muy prolongado en visión próxima se puede generar un exceso de acomodación, similar a una contractura muscular que ocurre en nuestro ojo por exceso de trabajo, produciendo síntomas como visión borrosa ocasional o constante al realizar cambios rápidos de lejos o de cerca, ojos rojos, fatiga ocular y dolores de cabeza. Todo esto, también podría influir en el desarrollo de problemas visuales como falsas miopías por malos hábitos visuales y por este sobre esfuerzo que realizan los ojos.

Los hábitos de salud visual como nueva normalidad

El sondeo de Lentesplus.com realizó un comparativo sobre los hábitos de salud visual antes y durante la pandemia. Entre los hallazgos se encuentra que el porcentaje de personas que no tenían hábitos de salud visual al usar pantallas por largos periodos de tiempo (30%) se mantuvo durante el periodo de confinamiento, aun cuando la mayoría de las personas afirman haber presentado algún síntoma visual relacionado con el aumento en la exposición a pantallas.

En el comparativo, la mayor variación se registró en tener condiciones de luz apropiadas que aumentó en 5 puntos (del 16% pre-pandemia al 21% en la etapa de aislamiento), que muestra una preocupación por elegir buenos espacios en el hogar para trabajo o estudio.

Conservar la distancia indicada entre la pantalla y los ojos disminuyó en 4 puntos (del 13% pre-pandemia al 9% en la etapa de aislamiento), mientras que hábitos como pausas activas (con el 21%) y uso de gafas o lentes recetados para la protección ocular (14%) no tuvieron variaciones. 

Según un informe de la Organización Mundial de la Salud, se estima que la cifra de personas miopes para el 2025 podría ascender a 324 millones de personas, asociadas al aumento del tiempo que se pasa en espacios interiores y de las actividades que implican mantener una visión de cerca frente a diversos objetos, incluidas las pantallas. 

¿Cómo prevenir la aparición de afecciones visuales?

En relación a los tipos de hábitos que se deben tener frente al cuidado de la salud visual a la hora de usar pantallas por tiempos prolongados, Lentesplus.com recomienda:

  • –       Tener unas condiciones de luz apropiadas, priorizando la utilización de luz solar natural o lámparas en el espacio de trabajo. Para ello, es importante ubicar el escritorio cerca de una ventana, para que la luz del sol entre por un costado y así se eviten sombras.
  • Conservar la distancia indicada entre los ojos y la pantalla: Una distancia de lectura en visión óptima es de 33 a 40 cms en computadores y celulares. Para ver televisión o videojuegos mínimo un metro. 
  • Realizar pausas activas frecuentemente: Lo recomendado es que, por cada media hora de trabajo en visión próxima, se fije la mirada en un objeto que esté a 3 ó 6 metros para relajar el músculo por 5 minutos.
  • Humectar los ojos: Debido a la concentración frente a las pantallas, la frecuencia de parpadeo puede disminuir en un 50% y generar resequedad ocular. Las gotas lubricantes pueden ayudar a disminuir esta sensación y aliviar el enrojecimiento.