Fibrilación Auricular: una arritmia cardiaca que puede ser asintomática y que en Chile afecta a más de 130 mil personas

  • Es un tipo de arritmia cardíaca, que en el caso de Chile afecta a 133.000 personas[i]. Si bien es más frecuente en pacientes sobre 65 años, muchas veces esta enfermedad no presenta síntomas, por lo que los especialistas recomiendan chequearse a cualquier edad de forma preventiva.
  • Retomar las atenciones médicas adquiere gran relevancia en el contexto actual, considerando que las consultas de urgencia han disminuido fuertemente desde marzo: En Chile, en el caso de las atenciones por arritmia grave, alcanzaron su punto más bajo en mayo de este año, con una caída del 41%, respecto a la misma fecha del 2019[ii].

Con motivo del Día Mundial del Corazón, que se conmemora este 29 de septiembre, Johnson & Johnson Medical Devices, tiene el objetivo de dar a conocer la Fibrilación Auricular (FA) y crear conciencia sobre la detección temprana de esta condición, además de resaltar la importancia de que los pacientes reciban un tratamiento adecuado y retomen las atenciones médicas que han sido pospuestas en este complejo contexto sanitario.

La Fibrilación Auricular (FA), es la arritmia cardíaca más común y ha sido considerada una epidemia por la OMS. En la actualidad afecta a cerca de 50.000 nuevas personas cada año en América Latina[i], región en donde se ubica entre las 4 enfermedades cardiovasculares más comunes.

Uno de los casos más conocidos de la enfermedad, fue el de Fabricio Oberto, ex seleccionado de básquetbol argentino y de varios equipos de la NBA, quien luego de un entrenamiento comenzó a sufrir los síntomas: “Estábamos por jugar los playoffs de la NBA en 2007. En una de las prácticas comienzo a sentirme como raro, literalmente con el corazón en la boca. Le pido a un monitor que me marque el pulso…el corazón me estaba dando 214 pulsaciones por minuto, en un ritmo poco rítmico…No alcancé a terminar el entrenamiento, cuando me hacen un electro y el dibujo que salió era que tenía FA”, señaló el deportista.

De todas formas, los pacientes que tienen el mayor riesgo de padecerla son los adultos mayores: 8 de cada 10 personas que la sobrellevan tienen más de 65 años[ii].

Por otro lado, datos internacionales confirman que esta patología aumenta en 2,4 veces la posibilidad de sufrir un Accidente Cerebro Vascular (ACV) [iii]. Además, se estima que, en el 2030, el número de personas con FA aumentará hasta en un 70%[iv] en Latinoamérica. En el caso de Chile, la prevalencia es de aproximadamente 133.000 casos[v], que representan un total del 0,74% de la población.

Como explica Mauricio Moreno, Cardiólogo con subespecialidad en Electrofisiología: “en nuestro organismo esta enfermedadaltera el flujo normal de sangre a través del corazón, lo que puede conducir a la formación de coágulos sanguíneos causando un accidente cerebrovascular (ACV). Además, deteriora la función cardíaca provocando insuficiencia cardíaca”.

El especialista indicó que “los síntomas más comunes de FA incluyen palpitaciones, fatiga, dificultad para respirar, malestar general y mareos. Los que pueden afectar significativamente la calidad de vida del paciente”. Sin embargo, advirtió que “en muchos casos la FA es una enfermedad asintomática, es decir, que los pacientes sólo descubren que sufren de esta arritmia con su manifestación más grave, el ACV. Entre un 15% y un 30% de los pacientes no presentan síntomas, esto es lo que se conoce como FA silenciosa”.

¿Cómo se puede tratar?

La FA es una enfermedad progresiva que se vuelve más difícil de tratar cuanto más tiempo persista. Por ello los expertos destacan la importancia de la detección y el diagnóstico precoz para mejorar los resultados de los tratamientos existentes, ya que la antigüedad y la duración de la FA, se ha asociado con la recurrencia de la arritmia.

Esto es especialmente importante en el contexto actual, considerando que en Chile, las consultas de urgencia por malestares ligados al corazón, han disminuido fuertemente desde marzo: es el caso de las consultas por arritmia grave que alcanzaron su punto más bajo en el mes de mayo. Según las recientes cifras del Departamento de Estadísticas e Información del Ministerio de Salud (DEIS-MINSAL), en la semana 22 del 2019 se registraron 608 atenciones de urgencia en esta especialidad. Mientras que este año, en la misma fecha, el número cayó a 357, lo que significó una disminución del 41%[vi].

De todas formas, gracias a los avances de la medicina, el tratamiento de la Fibrilación Auricular puede ser abordado con diferentes opciones terapéuticas, que van desde la medicación adecuada hasta una técnica de última generación, como es la ablación. “Se trata de un procedimiento a través del cual se aplica radiofrecuencia (calor) a través de un catéter y se cauteriza la zona afectada permitiendo su curación en más de un 80% de los casos. Este es hoy el tratamiento con mejores resultados en el control de esta arritmia”, afirma el doctor Mauricio Moreno.

En efecto, esta fue la opción que tomó el basquetbolista Fabricio Oberto, cuando en 2009, su arritmia se comenzó a acelerar: “La recuperación no fue tan estresante o algo que me haya molestado, tuve que tener esos cuidados por esos primeros seis o siete días. Después de una semana podía comenzar a trotar muy suavemente y de a poco. Estuve con anticoagulante durante un mes y después no tenía ningún tipo de medicina. A los seis meses ya estaba jugando”. Además señaló que pese a estar retirado, “sigo entrenando todos los días, porque el cuerpo reacciona mucho mejor y comencé a experimentar experiencias más extremas, como montañismo, viajes en moto, de gran exigencia física. Si bien nadie está exento de la Fibrilación Auricular, está toda la tecnología dispuesta para que vivamos mejor”, aseguró el deportista.

En lo que refiere a esta técnica, Johnson & Johnson Medical Devices, dispone en nuestro país de tecnología de última generación y los más altos estándares de calidad que garantizan al paciente un procedimiento seguro, efectivo y eficaz. Estos equipos permiten el tratamiento de esta patología y su intervención mediante una ablación mínimamente invasiva y segura, que arroja como resultados pacientes libres de arritmia. “Es una intervención simple, precisa y eficaz, con resultados exitosos que le devuelven al paciente una buena calidad de vida. Una ablación temprana es la que brinda los mejores resultados en el tratamiento de la FA. A largo plazo disminuye el riesgo de mortalidad y hospitalizaciones, libera al paciente de realizar tratamientos farmacológicos crónicos. Por lo tanto, tratar tempranamente al paciente es clave para lograr mejores resultados”, concluyó el especialista, Mauricio Moreno.

Para acceder a más información sobre los síntomas y su tratamiento, Johnson & Johnson Medical Devices, lo invita a acceder a www.miarritmia.com.

[i] Data from: World Health Organization (WHO). WHO Mortality Database Version October 2017. Geneva, Switzerland: World Health Organization (WHO), 2017.

[ii] Atenciones de urgencia por causa «Arritmia Grave».Departamento de Estadísticas e Información del Ministerio de Salud, DEIS-MINSAL, 2020.