Servicio de Salud Valdivia promueve la prevención y el autocuidado en el Mes del Corazón

En este año marcado por la pandemia, las atenciones de urgencia hospitalaria por estas patologías en Los Ríos han disminuido en un 12,8%, por lo que la referente del Programa de Salud Cardiovascular, doctora Gina Brun, formuló una serie de recomendaciones.

Las enfermedades que afectan al sistema cardiovascular son la principal causa de muerte en Chile, por lo que su prevención resulta indispensable. Sin embargo, en este año marcado por la pandemia, en Los Ríos las atenciones por urgencia hospitalaria para estas patologías han disminuido en un 12,8% respecto a la misma fecha del año anterior, de acuerdo a las cifras entregadas por el Servicio de Salud Valdivia (SSV).

Según estos antecedentes y en el marco de la conmemoración mundial del “Mes del Corazón”, en agosto, el SSV formuló una serie de recomendaciones para promover estilos de vida saludables y fortalecer factores protectores para prevenir este tipo de enfermedades, sobre todo este año marcado por las dificultades que ha planteado la alerta sanitaria por Covid.

La doctora Gina Brun, Médico Familiar del Subdepartamento de Atención Primaria y referente del Programa de Salud Cardiovascular (PSCV) del SSV, detalló que en lo que va del año se han realizado 5.115 atenciones de urgencia hospitalaria de Los Ríos por patologías del sistema circulatorio, cifra notoriamente inferior respecto de los 5.865 que habían acudido por consultas a igual fecha del 2019.

En ese sentido, la profesional explicó que en países europeos durante la primera ola de la pandemia ocurrió una baja de consultas cardiovasculares y posteriormente experimentaron una fuerte alza, en paralelo al sostenido incremento de movilidad de las personas durante ese período.

“El problema es que las consultas son por cuadros mucho más graves y complejos, ya que, en vez de consultar inmediatamente, esperan hasta no poder aguantar más, lo que implica una mayor extensión del daño y sin los beneficios de un tratamiento de revascularización. Sin embargo, nuestra región mantiene cifras muy bajas de casos Covid; por ello, en caso de presentar síntomas de las dos patologías más recurrentes: Infarto Agudo al Miocardio (IAM) o Accidente Cerebrovascular (ACV), es mucho más peligroso quedarse en casa que acudir a un centro asistencial”.

MEDIDAS PREVENTIVAS

De acuerdo a estos antecedentes, la referente del SSV recalcó la importancia de reforzar la prevención a través del manejo individual y de comunidad, ello dado que podrían ser evitables a través de la acción sobre los factores de riesgo que las provocan.

“Pese a las dificultades que presenta el escenario actual de pandemia, es fundamental mantener un ritmo de actividad y ejercicio de moderada intensidad, aunque se esté en casa; hacer rutinas de ejercicio entretenidas con otros miembros de la familia; caminar distancias largas en vez de usar la locomoción colectiva o privada; beber agua en vez de bebidas y alcohol; no consumir tabaco; dar continuidad a los controles y tratamientos médicos; y mantener horarios para dormir”.

Asimismo, enfatizó la importancia de promover dietas saludables que incorporen alimentos altos en fibra, bajos en sodio, y la reducción de la ingesta de hidratos de carbono refinados. “También es relevante prevenir el aumento de peso, y para ello es recomendable consumir alimentos preparados en casa, evitando las frituras que pueden reemplazarse por otros tipos de cocción”.

“Seguir estas recomendaciones podría ayudar a enfrentar mejor los factores de riesgo como el sedentarismo, la obesidad y el estrés, sobre todo considerando que las personas con historial clínico de IAM o ACV, tienen mayor riesgo de presentar un COVID grave e, incluso, mayor mortalidad, por lo cual las medidas de autocuidado cobran gran relevancia”, advirtió la doctora.

Brun además mencionó que, como medida de prevención ante la pandemia, establecimientos de la red de Los Ríos implementaron acciones como controles presenciales a personas con patologías descompensadas o con varias patologías al mismo tiempo en: Centros de salud familiar (CESFAM); a domicilio; seguimiento telefónico y por video llamadas por médico u otro profesional; entrega de medicamentos a domicilio en adultos mayores; y la habilitación de números telefónicos para consultas o para reagendarlas.

Finalmente, la referente del Programa de Salud Cardiovascular recordó los síntomas que producen ambas patologías agudas, detallando que “el Infarto Agudo al Miocardio (IAM) presenta dolor en zona del corazón (pecho), algo parecido a un gran peso que puede irradiarse al brazo izquierdo o cuello/mandíbula; cansancio; dificultad para respirar; sudoración; y palidez”.

“Por su parte, el Accidente Cerebro Vascular (ACV) presenta síntomas mucho más variados, pero los más notorios son la disminución o ausencia de fuerza en alguno de los brazos o piernas, dificultad para articular palabras o mover fácilmente la boca, confusión brusca, y habla incoherente”, indicó.