Servicio de Salud Araucanía Sur inicia camino hacia el futuro de la mano de nuevo Departamento de Salud Digital

La masificación del uso de la tecnología y de los sistemas informáticos en el trabajo de los seres humanos está cada vez más presente en nuestra sociedad. Más aún desde la llegada del Coronavirus, obligando a la utilización de avances científicos y al desarrollo de iniciativas tecnológicas, lo que supone un claro desafío sobre todo en el campo de la medicina y la atención clínica.

Así también lo ha entendido el Servicio de Salud Araucanía Sur, que el pasado 15 de julio creó el nuevo Departamento de Salud Digital, con el cual busca mejorar la calidad de atención de los pacientes, avanzando a un encuentro entre el presente y el futuro. 

A cargo de esta nueva área institucional, que depende de la Subdirección Médica, está el Dr. Esteban Hebel Neira, médico radiólogo y Magíster en Informática Clínica de la Universidad de Harvard, quien ha asumido la tarea de sistematizar los esfuerzos, tanto en la lucha contra el Covid 19, como en la necesidad de avanzar hacia una nueva etapa de la atención clínica apoyada por la tecnología para beneficio de los usuarios del sistema de salud. Según el radiólogo “la atención de salud muta hacia una ciencia impulsada por la información”. 

Parte importante de las tareas que tendrá este nuevo departamento están ligadas a los dos pilares fundamentales definidos por los directivos del SSAS, los cuales deben estar presentes en el próximo ciclo: la reactivación, es decir, retomar la actividad clínico-administrativa y la modernización de los sistemas, particularmente de uso clínico.   

La tarea abarca múltiples niveles y necesidades a largo plazo, ya que significa un cambio paradigmático al modelo de atención médica que ha acompañado la gestión institucional, desde su creación.

Según plantea la pandemia dejó en evidencia que era necesario y se podía avanzar más rápido en los procesos de transformación digital, lo que permitirá avances en beneficio de los usuarios. “En este enorme contexto de dificultad de desplazamiento, donde a pesar de estar muy cerca geográficamente, nos veíamos con una muy alta dificultad de acceso. Podíamos estar a una cuadra, pero entonces la cuarentena, las limitaciones y nuestras propias condiciones, nos dieron pie para ocupar mucha tecnología, en muy poco tiempo”.

Primer Hito

El coronavirus planteó un gran desafío a nivel mundial y esto obligó a estar mucho más preparados tecnológicamente e informáticamente para hacerle frente a la pandemia.    

Según cuenta el profesional Médico Informático, el pasado 15 de marzo surgió la curiosidad de saber cómo Corea del Sur hacía seguimiento a los pacientes, y emergieron conceptos como confinamiento, distanciamiento social, testeo y trazabilidad. Éstos se identificaron como necesarios de replicar en la realidad local, a través de un sistema propio de seguimiento y trazabilidad de los pacientes, que se puso en marcha a mediados de abril y se denominó Unidad de Seguimiento   Clínico Telefónico.

 “El 20 de abril, la Unidad de Seguimiento Clínico Telefónico estaba funcionando con una plataforma integrada con el Hospital Dr. Hernán Henríquez Aravena, donde recibíamos cada 30 minutos los nuevos resultados de PCR de los pacientes Covid, tanto positivos como negativos, lo que nos permitía hacerles el seguimiento clínico telefónico durante los 14 días de su cuarentena, además de levantar los contactos estrechos y hacer el proceso de trazabilidad de estos pacientes, además de saber con quiénes estuvieron en contacto y darle las indicaciones a los pacientes de cómo debían mantener la cuarentena de los contactos estrechos”, relata.

Según señala, el flujo de información era extremadamente expedito y permitía en unos minutos conocer quiénes eran los nuevos pacientes positivos y hacer todos los esfuerzos necesarios para contactarlos, notificarlos y aislarlos apropiadamente.

Esta iniciativa desarrollada por el Servicio de Salud, incluso logró reconocimiento a nivel nacional: “nos invitaron varias veces a presentar nuestra estrategia de testeo, trazabilidad y aislamiento, porque a pesar de tener un brote epidémico muy potente al principio, los brotes siguientes fueron de menor intensidad y de menor complejidad y llamaba mucho la atención de cómo lo estábamos haciendo nosotros, para poder haber tenido un gran volumen inicial y que después se hubiese controlado de manera bastante eficiente”.

Estructura

El departamento lo conforman 4 unidades distintas: La Unidad de Registro Clínico Electrónico, la Unidad de Interoperabilidad y Estándares, encargada de la compatibilidad y comunicación entre los sistemas informáticos. La Unidad de Telesalud, que debe estar dedicada a la telemedicina, es decir, a la teleatención clínica de un paciente, a la teleeducación, es decir, a la formación a distancia del personal de salud y al telemonitoreo de los usuarios; y finalmente la Unidad de Sistemas Auxiliares, que particularmente se enfoca en los sistemas de información departamentales dentro de un hospital más arraigados y con que cumplen con funciones de nicho específicas. 

Desafíos futuros

Entre los desafíos a corto plazo el Dr. Hebel comentó que se están desarrollando diversas tareas y prontamente se lanzarán algunos proyectos como el de TeleConsulta, que trata de una aplicación de video llamada, incorporada al Registro Clínico Electrónico, donde se pueden dar prestaciones de telemedicina a los pacientes, sin que ellos tengan que salir de sus hogares. Por otra parte, se ha avanzado en la conformación de un repositorio de datos clínicos. Este sistema permitiría dotar al Servicio de Salud Araucanía Sur de un lugar central, único y estandarizado para el resguardo de la información clínica de los pacientes, que permitiera articular y facilitar los esfuerzos de atención de salud, especialmente cuando los pacientes se desplazan entre los distintos niveles de atención.

Para el director del Servicio de Salud Araucanía Sur, René Lopetegui, “La salud digital tiene diversos desafíos a futuro y queremos estar preparados para ellos. Hoy los pacientes son más demandantes y requieren de mayor eficiencia para su atención y nuestro rol como Servicio de Salud es fundamental. Con esta nueva estructura vamos a asegurar, que los procesos y flujos de atención sean expeditos, que la información esté resguardada y que los sistemas informáticos sean compatibles entre sí, asegurando que los insumos tecnológicos sean adecuados a las necesidades del personal clínico, para así incidir en el mejoramiento de la atención de los pacientes, que es el principal objetivo de nuestro accionar y de la creación de este nuevo Departamento de Salud Digital”.