Toxicóloga reiteró el peligro de consumir dióxido de cloro

Se trata de una sustancia tóxica y que no está autorizada como medicamento.

El dióxido de cloro «es un sanitizante que surge de la descomposición del clorito de sodio en agua. Su uso aprobado es industrial, con el fin de sanitizar superficies y algunos alimentos procesados».

Así detalla María Fernanda Cavieres, doctora en Toxicología y académica de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Valparaíso, el real uso que tiene este producto químico, que ha sido vinculado por muchos no expertos al Covid-19, como un supuesto contra el virus.

En Chile, incluso un diputado –Florcita Alarcón (PH)- comentó que pediría al Ministerio de Salud antecedentes porque «han aparecido muchas personas dando testimonio de sus experiencias positivas con esta sustancia, mientras por otro lado aparece información de la medicina oficial explicando que no serviría o resultaría incluso tóxica para las personas».

Cavieres, también actual presidenta de la Sociedad de Toxicología de Chile (Sotox), fue tajante al señalar que el dióxido de cloro es una sustancia tóxica y no está autorizada como medicamento.

«Es extremadamente reactivo, es decir, interactúa muy fácil con tejidos como piel y mucosas, en los que puede inducir irritación. En el caso de ingesta, la irritación se manifiesta por efectos sobre el tracto gastrointestinal, los que pueden incluir náuseas, vómitos, diarreas, sangramiento y erosiones», detalló.

Además, Cavieres relató que «se ha reportado también la inducción de anemia e insuficiencia renal luego de la intoxicación con este producto. Y ahora último hemos sabido de algunos casos en los que la ingesta llevó a la muerte de la persona». Fuente: Cooperativa.cl