Investigación de Oxford confirma que la miel es mejor que los antibióticos para tratar tos y resfriados

Generalmente, está entre los remedios caseros. Con esta investigación, su efectividad empírica por encima de los antibióticos tiene un nuevo respaldo científico.

La miel es conocida por sus múltiples beneficios para la salud, sus propiedades medicinales y como un complemento alimenticio potente. Su uso casero y ancestral, ahora, es avalado por la ciencia que la ubica como una mejor opción que los antibióticos para combatir afecciones comunes como la tos, la nariz tapada y el dolor de garganta, cuando estas son causadas por virus.

Los investigadores destacaron que este producto natural es también económico, de fácil acceso y sin efectos secundarios en adultos, pero advierten que no se debe administrar en niños menores de dos años por los riesgos de botulismo que implica.

Científicos de la Universidad de Oxford fueron los encargados de llevar a cabo el nuevo estudio en el que sugieren que los médicos pueden recetar la miel como una medida efectiva para infecciones comunes del tracto respiratorio superior, en lugar de los antibióticos que tienen efectos secundarios y son poco eficaces contra infecciones que, generalmente, responden a virus y no a bacterias.

La sabiduría popular otorga a la miel un lugar preciado en los hogares. Generalmente, está entre los remedios caseros para, justamente, tratar afecciones respiratorias. Con el estudio de Oxford, su efectividad empírica por encima de los antibióticos tiene un nuevo respaldo científico.

Sobre esta nueva investigación de Oxford, el bioquímico Enrique Mejías Barrios, director General de Abeille Consultores e investigador de la Comisión Chilena de la Energía Nuclear (CCHEN), dijo en conversación con Futuro 360 que es importante señalar que “para los resfríos comunes y las enfermedades (respiratorias) virales, los antibióticos no son el tratamiento indicado, de hecho, no se permite su uso en esos caso“.

Agregó que lo que sí ocurre es que algunas complicaciones de este tipo de enfermedades virales pueden ocasionar infecciones bacterianas. “El resfrío o, incluso, el mismo COVID-19, ocurre la aparición de cuadros clínicos colaterales, producto del daño que se produce por la enfermedad principal, como neumonía o amigdalitis provocadas por bacterias, y ahí el tratamiento oficial son los antibióticos“.

Muchas investigaciones se han hecho sobre la miel alrededor del mundo, pero la evidencia de su efectividad para una variedad de síntomas del tracto respiratorio superior en adultos no se ha revisado sistemáticamente, aseguraron los investigadores de Oxford.

“Se sabe que hay algunas mieles que tienen propiedades antibióticas y, además, son inmunoestimulantes. Lo importante de este estudio es que refuerza la evidencia que ya existe de esto”, señaló el bioquímico chileno que no participó de la investigación. Fuente: Fururo360.com. Leer artículo completo ACA