La infertilidad afecta al 15% de las parejas: ¿Cómo influye el COVID-19 a las atenciones ginecológicas y de fertilización asistida?

La baja en la cantidad de consultas médicas superó el 60% en junio, aunque aumentó el uso de la telemedicina. En este escenario revisamos la prevalencia y terapias vinculadas a la reproducción asistida.

Los problemas para tener hijos son un tabú para muchas parejas: la incapacidad de concebir es algo que se habla entre ellos y difícilmente con alguien más. Este tipo de dificultades se presenta en distintos grados y por diversos motivos, algunos de los cuales pueden superarse con la ayuda de especialistas, tratamiento y/o técnicas de reproducción asistida.

El COVID-19 ha dificultado, además, el acceso a dicha ayuda. El distanciamiento social, las medidas de cuarentena y el temor al contagio han llevado a un grupo importante de personas a limitar su asistencia de centros de salud. Si bien no hay datos específicos sobre la baja en las consultas de la especialidad de ginecología y obstetricia, la Asociación de Clínicas de Chile informaba en junio de este año un descenso del 64% en las atenciones presenciales en general.

Por otro lado, la telemedicina gana terreno y crece. La RedInterclínica (que posee cuatro de estos centros a lo largo del país) reporta un aumento de nueve veces en el número de pacientes atendidos por esta vía. Este descenso en la cantidad de consultas presenciales y aumento en atención digital podría afectar, a su vez, la salud reproductiva y las terapias que se entregan a las personas que buscan concebir en medio de la pandemia.

Durante los primeros meses de la crisis sanitaria se suspendieron algunas terapias de reproducción asistida, aunque poco a poco se retoman. ¿Qué es la infertilidad, cuáles son los elementos que podrían incidir en esta problemática y qué es la terapia de reproducción asistida?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, la infertilidad es «una enfermedad del sistema reproductivo definido por el fallo en lograr un embarazo clínico luego de 12 meses o mas de sexo regular y sin protección». Se calcula que el 85% de las parejas que tiene sexo regular y sin protección durante un año logran un embarazo, cifra que sube al 92% a los 24 meses y al 93% a los tres años, según informa el ministerio de Salud.

La reproducción médicamente asistida es aquella que busca lograr un embarazo a través de la inducción de ovulación, estimulación ovárica controlada, técnicas de reproducción asistida (TRA), inseminación intrauterina, intracervical o intravaginal con semen del esposo/pareja o un donante.

Las técnicas de reproducción asistida (TRA) son un poco más específicas: se trata de los tratamientos que incluyen manipulación de ovocitos (precursor del óvulo) y espermatozoides o embriones humanos para el establecimiento de un embarazo. Entre ellas se cuentan, por ejemplo, la fertilización in vitro, la transferencia de embriones, la crioperservación de ovocitos y embriones, la donación de ovocitos y embriones y el útero surrogado.

A continuación puedes revisar un pequeño glosario con algunas de las definiciones vinculadas a la infertilidad y las terapias de reproducción asistida.

Datos
Esta nota fue elaborada a partir de la información disponible en la web de la Organización Mundial de la Salud, de la Organización Panamericana de la Salud yde la guía del ministerio de Salud respecto al tratamiento de la infertilidad, además de lo informado por la Asociación de Clínicas de Chile en relación a la baja en atención de consultas debido al COVID-19 y lo reportado por RedInterclínica. Fuente: 24horas.cl