Alimentación saludable: ¿Cómo deshidratar frutas y verduras?

La deshidratación de frutas y verduras se trata de un proceso en el cual se logra eliminar prácticamente la totalidad del agua de un alimento mediante el calor, sin alterar los nutrientes, vitaminas y minerales de los mismos y concentrando su sabor.

En la actualidad, es un procedimiento bastante común entre los especialistas de la cocina, quienes lo recomiendan para conservar por mayor tiempo estos productos y utilizarlos en cualquier preparación de nuestras comidas, bien sean dulces o saladas.

Lo primero que debes saber es, que independientemente del método, lo importante es que las frutas y verduras que vayas a deshidratar deben estar en un punto óptimo de maduración. Una vez que tengas en cuenta esto, debes limpiarlos y eliminar las partes que están dañadas y fibrosas, así como sus semillas.

¿Cuáles son los métodos para deshidratar?

Colocar los alimentos al sol es el método tradicional por excelencia de secado. De acuerdo al sitio elespanol.com lo ideal es que la temperatura sea mayor a los 29 grados.

Con la temperatura a este punto, lo que resta es colocar tus alimentos en una rejilla o colgarlos en una cuerda, protegiéndolos con una gasa o mosquitero para evitar que los insectos lleguen a ellos.

Dependiendo del lugar y de la fruta o verdura en dos días habremos conseguido deshidratar nuestros alimentos. Igual todo depende del producto en el que estemos aplicando la técnica. 

Otro método para llevar a cabo este proceso es utilizando el horno de la casa. Si deseas usar esta opción deberás colocar la fruta o la verdura en una rejilla, también puedes utilizar una bandeja, y darle vueltas cada 20 a 30 minutos hasta que veas que ya están secas. La temperatura no deberá ser mayor de los 55°C.

Lo más importante es que la temperatura tiene que ser constante.

Ventajas de la deshidratación y el desecado

El deshidratar los alimentos trae muchos beneficios a nuestro cuerpo, en especial si llevamos una rutina de alimentación saludable.

El Consejo Argentino sobre Seguridad de Alimentación y Alimentos enumera los siguientes:

  • Aumentan la vida útil de los alimentos. 
  • No se pierden proteínas, hidratos de carbono y grasas o lípidos.
  • Reducen el peso y el volumen de los alimentos, por lo que reducen el espacio de almacenamiento y optimizan el transporte y la distribución.
  • Evitan el desperdicio de alimentos.
  • Se obtienen alimentos compatibles con cualquier otro alimento deshidratado para la elaboración de mezclas y sirven de base para la elaboración de otros alimentos.
  • Los alimentos deshidratados son de fácil preparación y ahorran tiempo y energía.

*Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento. Fuente: Mega,cl