Fitoesteroles, útiles contra el colesterol y también como barrera natural contra el COVID-19

«Las vacunas más rapidas en la historia han tomado cuatro años», explicó el ministro de Ciencia, Andrés Couve, en el reporte oficial sobre COVID-19 de este miércoles. Para tener una opción certificada contra el coronavirus «internacionalmente se habla de 12 a 18 meses», agregó.

¿Cómo cuidarnos mientras tanto? Hay acciones preventivas naturales que podemos tomar durante la espera para reforzar y equilibrar el sistema inmune, disminuyendo tanto las posibilidades de infección viral como el impacto de la enfermedad. La bioquímica Maria Cecilia Brañes, Ph.D. en Ciencias Biológicas de la Pontificia Universidad Católica e investigadora senior del Consorcio de Investigación Naturalis, explica los beneficios del consumo diario de fitoesteroles, producto de origen natural que inhibe la absorción del colesterol, y sobre el cual se estudian sus efectos positivos respecto a COVID-19.

-¿Cómo funcionan los fitoesteroles en el organismo?

-Hasta ahora el mecanismo más reconocido ocurriría a nivel intestinal y sería la competencia con el colesterol por el ingreso al organismo.  Sin embargo, pese a que por mucho tiempo se ha obviado la posibilidad de que tenga un efecto dentro del organismo, ahora se han empezado a revelar otras formas de actuar dentro de diversos tipos celulares que controlan el metabolismo de las fuentes de energía celular y los procesos inmunológicos.

-¿Cómo pueden ayudar en relación al COVID-19?

-Los fitoesteroles pueden ayudar en 3 aspectos:

  1. Regulando la dislipidemia asociada al sobrepeso y que es la base de varias comorbilidades que predisponen a mayor riesgo a la población, por ejemplo, en pacientes diabéticos, pacientes con insuficiencia renal y enfermedad cardiovascular, entre otras.
  2. Regulando la función inmune favoreciendo un equilibrio inmunológico cuando este se encuentra alterado.
  3. Regulando la infectividad viral ya que podría disminuir los mecanismos que controlan el ingreso del virus a la célula y que dependen de la presencia de colesterol en la membrana celular.

-¿En qué fuentes encontramos fitoesteroles y cuál es la dosis recomendada por las organizaciones de salud para lograr buenos resultados?

-La fuente natural de los fitoesteroles abarca a todos los productos vegetales. Sin embargo, entre éstos, los de mayor contenido (entre 44 a 300 mg/100 g) son los aceites contenidos en algunas semillas y cereales.  Entre las semillas están las de cánola, soya, maravilla y maní y entre los cereales está el centeno, trigo, maíz, cebada y avena y también los pseudo cereales como amaranto, quínoa y alforfón. Luego está el grupo con aportes menores a 60 mg/100 entre los que destacan la palta y aceitunas y sus aceites y naranjas, plátanos, y el grupo de las coles.

El consenso internacional actual se basa en un consumo diario de 2 gramos de fitoesteroles para reducir en aproximadamente un 10% el colesterol malo.  Este nivel de ingesta solo es alcanzable con suplementos alimenticios en base a fitoesteroles ya que es imposible de lograr incluso con una dieta vegetariana, que en promedio aporta alrededor de 400 miligramos diarios.