Presidenta Sociedad de Enfermedades Respiratorias: «No hay que bajar los brazos ante a la contaminación»

Dra. Laura Mendoza asegura que si bien la prioridad está en la pandemia, personas con afecciones pulmonares crónicas, como EPOC, no deben descuidarse. «Debe haber solidaridad ciudadana también», advirtió sobre uso de leña.

Un llamado a no bajar los brazos y mantenerse alertas frente a los episodios de contaminación, como detonante de exacerbaciones respiratorias en pacientes con EPOC o que pueden desencadenar cuadros de neumonía, entre otras dolencias, realizó la presidenta de la Sociedad de Enfermedades Respiratorias (SER Chile), Doctora Laura Mendoza.

La especialista conversó con Diario El Divisadero y se refirió en particular, a las ciudades y regiones del sur de Chile, más afectadas por la mala calidad del aire, precisando que en varias de ellas ya se han registrados episodios críticos por contaminación atmosférica y con altos índices de contaminación, específicamente en La Araucanía, Los Lagos y Aysén, donde el uso de leña es el factor determinante para estos adversos efectos.

“Sabemos que la prioridad hoy es el manejo de la pandemia, en eso están enfocados los esfuerzos de la autoridad sanitaria y también de la ciudadanía, pero no debemos descuidar a quienes padecen enfermedades respiratorias, como EPOC (Enfermedades Pulmonares Obstructivas Crónicas), pacientes que son de cuidado y que estos episodios de contaminación pueden provocarle exacerbaciones o crisis respiratorias graves”, indicó la especialista.

A su juicio, “hay una cultura para el uso de la leña en la zona sur del país que ha sido difícil de normar y restringir, ya sea para que se utilice seca y certificada, o para reconvertir los sistemas de calefacción por energía más limpia. Por eso el llamado es más bien a la responsabilidad de la gente, a tener conciencia que el bienestar personal puede provocar un perjuicio al resto de la población. Debe haber solidaridad ciudadana también”.

Laura Mendoza añadió que “aún quedan un par de meses de bajas temperaturas y donde la calefacción domiciliaria se mantendrá. Y como se sabe, tendremos un sistema de salud también sobre demandado producto de la pandemia por unas buenas semanas más. Por tanto, debemos proteger a nuestros pacientes con EPOC, a los niños/as menores de edad y también a los adultos/as mayores, que son los más expuestos a presentar enfermedades respiratorias durante los episodios de alta contaminación atmosférica y que podrían ver dificultada su atención de urgencia producto del contexto actual”, advirtió la presidenta de la Sociedad de Enfermedades Respiratorias.

Finalmente, Laura Mendoza recordó que “no hay que olvidar que la contaminación también se puede dar al interior de las casas. El consumo de cigarrillos o el uso de artefactos como los braseros, generan graves consecuencias para personas que viven al interior de esa vivienda. Se deben evitar estas acciones y procurar ventilar los hogares, para prevenir situaciones de riesgo para pacientes EPOC o la población vulnerable”. Fuente: El Divisadero