La mascarilla que sorprende: es inclusiva, mide la calidad del aire y se autodesinfecta

Un tapabocas que mide la calidad del aire, constantes vitales y se auto desinfecta, es la nueva apuesta que fue presentada por un equipo Italiano en conjunto a un diseñador español, para lograr una mayor inclusividad en tiempos de pandemia.

Las mascarillas se han convertido en la nueva prenda obligatoria en nuestro país y en todo el mundo. Se pueden encontrar con diseños, colores, estampados de figuras públicas, entre muchas otras formas, las que buscan combatir la pandemia que ha afectado al planeta completo. Debido a esto, son varios los emprendedores o empresas que han buscado incorporar las tecnología para hacer de estas más efectivas e inclusivas.

Sin embargo, el caso más llamativo hasta ahora es el del tapabocas del grupo Italiano Español, Cliu, que es la primera mascarilla no solo transparente que busca incluir a las personas que se comunican con la lectura de labios, sino que también en su versión Pro, contiene un micrófono, conexión a bluetooth y unos sensores que ayudan a prevenir enfermedades por el control de aire que contiene y evita el contacto con otras bacterias.

Cliu, además de ser una mascarilla única por sus funciones, esta construida a partir de materias sustentables, lo que significa que una vez termine su vida útil, esta puede ser 100% reciclada. Esto es un avance ya que son miles de mascarillas las que se pueden encontrar varadas en las distintas playas del mundo.

Este tapabocas, a pesar de ser totalmente hermética por su cierre magnetico también incluye una función que permite que la parte delantera de la mascarilla pueda abrirse y cerrarse para poder comer o tomar algo. También tiene la capacidad de medir la calidad del aire, constantes vitales y se auto desinfecta.

Los precios de esta nueva mascarilla, serán entre los 99 euros y los 250 en su versión Pro. Las primera entrega de esta nueva innovación será en octubre para aquellos que hayan contribuido al proyecto. Fuente: 24horas.cl