Tecnología que podría salvar vidas: Aumenta demanda de oxímetros en medio de la pandemia

El oxímetro, también conocido como saturometro, es un pequeño aparato que funciona a pilas y que permite medir la saturación de oxígeno en la sangre.

En el marco de la pandemia de coronavirus que afecta al país, su demanda ha aumentado de manera notoria.

Aumento de demanda
El oxímetro se puede comprar en farmacias o por Internet, y aunque no es muy requerido, por estos días su stock en farmacias disminuyó de manera notoria

«No es un producto de gran venta, se vende una vez a las quinientas, pero con este asunto del Covid sí se ha vendido el stock que teníamos», señaló Herna, trabajadora de una farmacia.

Herna detalló que quienes más adquieren este producto «son gente mayor, pero también gente que tiene niños en la casa».

Recomendación del Minsal
El ministro de Salud, Enrique Paris, recomendó el uso de estos aparatos con el fin de detectar a tiempo la hipoxia silenciosa en pacientes con covid-19.

«Estamos proponiendo que los pacientes sean monitorizados con oxímetro de pulso, que calcula la frecuencia cardíaca y calcula la saturación de oxígeno de la sangre. Aquí, por ejemplo, las isapres deberían repartir saturometros a todos los pacientes que tienen a domicilio», sostuvo.

¿Cómo funciona?
El jefe de Urgencia de la Clínica Las Condes, Luis Herrada, explicó que: «este dispositivo lo que hace es que mide la saturación de oxígeno que tiene la sangre. Es decir, cuánto oxígeno carga cada partícula de hemoglobina. Uno asume que estando sobre el 95% esta oxigenación en la sangre está normal».

«Cuando está en menos del 95%, y entendiendo que el valor está bien medido, ahí viene una evaluación importante que es médica para ver si eso se acompaña de algunos otros signos de insuficiencia respiratoria aguda», precisó.

En cuanto a su uso, es sencillo. La pantalla muestra los porcentajes de oxigenación y frecuencia cardiaca, además de la curva plestimográfica.

Riesgos
Pese a lo anterior, los expertos advierten que las lecturas deben ser controladas por profesionales de la salud.

En ese sentido, Herrada señala que un riesgo es «que una persona que lea mal la cifra y diga ‘tengo 80%’ y realmente el saturometro está marcando con una mala señal. El otro riesgo que veo es generar una falsa tranquilidad, en el sentido de que el paciente está en su casa y como tiene uno de estos dispositivo que marca perfecto, se quede en la casa con un dolor torácico, por ejemplo».

Por lo anterior, es importante que si se va a usar un oxímetro en la casa, es necesario siempre estar chequeando las mediciones con un médico. Además, si se tienen síntomas asociados al coronavirus no hay que dudar a acudir a un recinto asistencial.

El oxímetro es una ayuda que debe ser utilizada por expertos, no una solución en sí. Fuente: Mega.cl