Aumento de contagios alerta a Argentina

En la capital, donde se concentra la mayoría de casos, se reforzarán los controles por la cuarentena.

La Tercera.- Cuando Argentina se preparaba cuidadosamente para ir despejando las restricciones de una cuarentena nacional que se decretó el 20 de marzo, el país ha tenido que dar un paso atrás. El continuo aumento de contagios en los último días ha puesto a las autoridades contra las cuerdas, y mientras varias provincias tuvieron que volver a restringir el movimiento, la zona metropolitana del país -la más afectada por la pandemia- también sufrirá nuevas restricciones.

El Ministerio de Salud transandino informó este jueves que la cifra de nuevos contagios en las últimas 24 horas era de 1.393, sumando un total de 35.552 a nivel nacional y 929 fallecidos. El peak de contagios hasta el momento se registró el pasado 13 de junio, con 1.531 casos.

Casi el 89% de los infectados se concentran en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), que comprende a la capital federal y 40 barrios del conurbano bonaerense que bordean la ciudad.

La zona metropolitana está en medio de una cuarentena que duraría hasta el 28 de junio; sin embargo, el miércoles el gobierno nacional dispuso que desde el primer minuto de este viernes caducarán “todos los permisos de circulación de los trabajadores no esenciales” en el área metropolitana ante el avance del coronavirus.

“Los trabajadores esenciales pueden seguir viajando en transporte público. El resto de los trabajadores (exceptuados) puede seguir circulando e ir a trabajar. Pero no puede tomar transporte público”, declaró el Presidente Alberto Fernández, quien detalló que también se reforzará el control para garantizar que se cumpla la medida con 300 agentes de la Policía Federal y de Gendarmería.

El aumento de casos preocupó también a las autoridades porteñas, puesto que se advirtió que el permiso para salir a realizar ejercicios, garantizado hace unas semanas, podía generar una alta concentración de personas en las calles. Y así sucedió.

“Querían salir a correr, salgan a correr. Querían salir a pasear, salgan a pasear. Querían locales de ropa abiertos, abran los locales. Pero estas son las consecuencias”, comentó Fernández el miércoles en una entrevista para Telefe Noticias.

Desde ahora en adelante, en la ciudad de Buenos Aires solo se podrá salir a correr de acuerdo con el número de DNI. Así quienes tengan dígito final par en su documento de identidad podrán hacerlo los días pares y los que tengan impar, los días impares. Según el diario La Nación, la nueva regla es una concesión del gobierno porteño frente a la insistencia de la administración del gobierno de la provincia de Buenos Aires para endurecer la cuarentena de manera urgente.

Las medidas se conversaron la noche del miércoles en una reunión entre Fernández y los líderes del AMBA. “En la reunión vimos lo que está pasando. Tenemos una mirada muy parecida. Ha aumentado la movilidad, los contagios y la ocupación de camas de terapia intensiva de un modo que nos llama la atención. Hay que actuar en consecuencia”, dijo Fernández.

El ministro de Salud de la capital, Fernán Quirós, hizo mención a la posibilidad de volver a una cuarentena más estricta si aumentan los contagios, y advirtió que si la zona metropolitana “toma una velocidad superior de contagios” las autoridades tendrán “que pedirle a la ciudadanía un mayor esfuerzo para bajar bruscamente la curva”.