Métodos anticonceptivos: no interrumpirlos en cuarentena

En los escenarios de crisis y emergencia el uso de métodos anticonceptivos se altera por distintas razones en las mujeres. Situación que en esta pandemia no ha sido la excepción. De hecho, un estudio publicado por la Corporación Miles, en abril de este año, reveló que dos de cada cinco personas presentaron dificultades para acceder a servicios de salud sexual y reproductiva.

Un fenómeno que también ocurrió en los terremotos de 1960, 1985 y 2010, y que ahora se repite. Debido a ello, en enero de 2018 se actualizaron las normas sobre regulación de la fertilidad. El documento incluyó un capítulo sobre ‘Anticoncepción en situaciones de emergencia y desastres’, que establecía que: «el acceso a los métodos de regulación de la fertilidad es particularmente importante en contextos de crisis, emergencias y/o desastres, cuando las personas se encuentran afectadas por la pérdida de las estructuras de apoyo social y cuando pueden estar interrumpidos los sistemas».

Para hacer frente a esta situación, la doctora Andrea Huneeus, ginecóloga infanto-juvenil de Clínica Alemana, señala hoy existen nuevas tecnologías para indicar anticonceptivos a distancia. Esta es: la telemedicina.

Según la especialista, los anticonceptivos más fáciles y con menos riesgo de indicar son las píldoras de progesterona sola, un genérico que es barato y que se toma todos los días. Estas no tienen ningún efecto adicional, como ayudar con los granos ni mejorar la regla, pero son muy suaves, seguras y no tienen contraindiciaciones.

La doctora agrega también que existen las inyecciones de progesterona sola, cuyo efecto dura tres meses y también son una solución muy simple. “Son maneras fáciles de iniciar con anticonceptivos y sin examinar a la paciente permitiendo además hacerlo por telemedicina”, propone la genicóloga.

Sobre las píldoras de anticonceptivos combinados, que tienen un componente derivado del estrógeno y otro de la progesterona señala que “son las favoritas porque controlan muy bien la menstruación y ayudan con el acné, pero tienen mayor riesgo de trombosis, y pese a que es muy leve e insignificante, a los clínicos nos asustan un poco. Entonces decidimos que en el caso de las mujeres que enfrentan una infección por Covid-19 grave, con neumonía y factores de riesgo, como hipertensión o que sea mayor de 35 años, es mejor que tomen las píldoras de progesterona sola y así se evita el riesgo adicional de trombosis”, advierte la doctora Huneeus.

¿Cuándo cambiar el dispositivo intrauterino o el implante anticonceptivo?

Esta es otra de las preguntas que muchas mujeres se hacen en confinamiento. Al respecto, la especialista sostiene que “el Ministerio va a recibir a la gente para los cambios de dispositivos o implantes, pero es importante que la usuaria sepa que hoy día esos métodos tienen una duración más extendida de lo que nos explicaron inicialmente”.

Sobre la duración de estos métodos:

  • Se sabía que las T de cobre duraban 10 años, pero ahora pueden durar hasta 12 años.
  • Pasa lo mismo con las T con hormonas, como Mirena, que duraba 5 años y ahora duran 7 años.
  • Y el implante Implanon, que duraba 3 años, ahora se sabe que en mujeres que pesan menos de 80 kilos puede durar hasta 5 años.

Considerando el tiempo indeterminado de esta pandemia, la doctora Huneeus finalmente recomienda que “parar los anticonceptivos no solo tiene efectos secundarios en el cuerpo, sino que también a largo plazo. Sé que son momentos difíciles y que tenemos muchas cosas en las que pensar y gastar. Pero si quieres cambiarlo o dejarlo, consulta con tu profesional, por teléfono o a través de la telemedicina”, finaliza.

Fuente: Clínica Alemana Santiago