Dinamarca inicia normalización con reapertura de guarderías y escuelas

Dinamarca, que tiene una población de 5,7 millones de habitantes, ha registrado 6.876 casos y 309 muertos por la COVID-19, según las últimas cifras oficiales.

Con muchas limitaciones y de forma escalonada, Dinamarca comenzó hoy la reapertura de guarderías y escuelas para alumnos de hasta quinto grado, dentro de una primera fase de levantamiento de las restricciones decretadas hace un mes contra la pandemia del coronavirus.

El descenso progresivo en el número de nuevos contagios y de fallecimientos en las últimas dos semanas llevaron a la primera ministra danesa, la socialdemócrata Mette Frederiksen, a anunciar antes de Semana Santa una reapertura «controlada» y «prudente» que empezaría con guarderías y escuelas, lo que hace de DInamarca el primer país de la Unión Europea que que da ese paso de los que decidieron clausurarlas.

Video vía Twitter @dw_espanol
Dinamarca, que tiene una población de 5,7 millones de habitantes, ha registrado 6.876 casos y 309 muertos por la COVID-19, según las últimas cifras oficiales.

Para evitar que la situación vuelva a empeorar de forma significativa con una multiplicación de los contagios, las autoridades han impuesto una serie de restricciones.

Los niños, pedagogos y profesores deberán lavarse las manos como mínimo cada dos horas, y se desinfectarán dos veces al día juguetes y puntos de contacto como grifos, inodoros, mesas, pomos y barandillas.

Para evitar aglomeraciones muchas escuelas han fijado horarios de entrega escalonados de los niños a las puertas de los centros. Los alumnos serán divididos en grupos pequeños manteniendo la distancia de seguridad y la actividad se desarrollará en el exterior tanto tiempo como sea posible.

Las medidas impuestas por las autoridades han colocado en apuros a buena parte de los centros, y una parte importante ha retrasado la reapertura varios días ante la dificultad para cumplir con las nuevas normas de higiene y seguridad.

UNA REAPERTURA ESCALONADA

Según la Federación de Municipios Daneses, estaba previsto que hoy reabrieran escuelas y guarderías solo en la mitad de localidades del país, mientras que en Copenhague se estima que apenas algo más de un tercio empezarán a funcionar desde el primer día.

Las autoridades de la capital y de algún municipio limítrofe han ofrecido incluso la posibilidad de liberar del pago de la guardería (las escuelas sí son gratuitas) a los padres que acepten cuidar a sus niños en casa temporalmente.

«No hay duda de que es una tarea difícil. Todos queremos volver al día a día que conocemos, eso exige paciencia y tiempo. Pero estoy convencida de que padres, profesores, pedagogos y niños pueden hacerlo trabajando juntos», escribió hoy en su cuenta en la red social Facebook Frederiksen, después de visitar una escuela de la capital.

Junto con escuelas y guarderías, el Gobierno danés también ha abierto a partir de ahora la posibilidad de que acudan a las aulas los alumnos de último curso de bachillerato y de estudios sanitarios vinculados a funciones críticas, aunque institutos y universidades seguirán cerrados como norma general.

POSIBLE AMPLIACIÓN DE LA PRIMERA FASE DE REAPERTURA

También se prolongó antes de Semana Santa, hasta el 10 de mayo, la prohibición de las concentraciones de más de diez personas, el cierre de fronteras a extranjeros sin permiso de residencia y la clausura de la mayoría de establecimientos comerciales.

La buena evolución de la lucha contra el coronavirus en Dinamarca, uno de los primeros países que cerró fronteras y centros educativos, ha suscitado el optimismo de las autoridades, también las sanitarias, que se felicitan por que la tasa de personas contagiadas por infectado se haya reducido a 0,6.

El máximo responsable en infecciones del Instituto Nacional de Salud, Kåre Mølbak, se mostró hoy convencido de que Dinamarca podría mantener una cifra baja de contagios y muertes hasta la aparición de una vacuna contra el coronavirus sin necesidad de lograr que el 60 % de la población se inmunice, gracias al éxito del distanciamiento social.

La primera ministra danesa anunció ayer que la evolución positiva del coronavirus en Dinamarca permitirá levantar otras medidas restrictivas en esta primera fase, de ahí que haya convocado al resto de grupos parlamentarios para iniciar una negociación, aunque sin especificar qué sectores podrían verse afectados.

Varios medios han especulado con la posibilidad de que la reapertura se amplíe a pequeños comercios como peluquerías o clínicas de fisioterapia, como ya ha anunciado Noruega, que reabrirá también guarderías y escuelas a partir del lunes.

Suecia, que sigue una estrategia más suave que el resto de sus vecinos nórdicos, no las ha cerrado en cambio en ningún momento, aunque sí institutos y universidades. EFE