Cáncer de próstata: La detección precoz es la clave

El cáncer de próstata es el cáncer más frecuente en hombres, afecta a personas mayores de 45 años y de no detectarse a tiempo podría llevar a la muerte.

Equipo Clínica Dávila.- Prevenir antes que curar. Esa es la consigna en el caso del cáncer de próstata.

Hay distintas enfermedades que afectan la próstata, como el crecimiento prostático benigno, que se manifiesta particularmente en dificultad para orinar, gotear al final de la micción, ir con frecuencia al baño, tanto de día como de noche.

Sin embargo, la persona no debiese esperar a tener síntomas de ese tipo para consultar con un médico. La consulta debe ser principalmente de tipo preventiva.

Al respecto, el urólogo de Clínica Dávila, Cristian Urzúa, advierte que “esta es una enfermedad de hombres, y de hombres mayores, por eso la estamos viendo más, porque como ahora vivimos más, hay más tiempo para que los hombres desarrollen la enfermedad, y por eso la recomendación es después de los 45 años controlarse la próstata”.

Factores de riesgo

Pese a que no existe una razón específica ni comprobada, hay factores de riesgo relacionados con el cáncer de próstata:

  • La raza.
  • La herencia.

El urólogo de Clínica Dávila, el doctor Pablo Bertelsen, explica que “se ha asociado mayor cantidad de cáncer de próstata en los pacientes de raza negra, por lo tanto, para ellos, dentro de las recomendaciones, se les dice que pudieran partir antes con el control, idealmente a los 40 años, porque tienen un poco más de riesgo”.

“No solo en el sentido de que tienen más frecuencia, sino que también porque hacen cánceres más agresivos”, agrega el médico especialista.

Respecto a la herencia y a cánceres de próstata en la familia, el doctor Bertelsen advierte que “como factor de riesgo en segundo lugar está la herencia, principalmente parientes con cáncer de próstata de primer grado, padres, hermanos, abuelos, la línea paterna”.

“Hay otros factores que se han mencionado, pero hay discusión en eso, no hay tanto consenso, por ejemplo dietas ricas en grasas saturadas, pero la verdad es que no son los principales. Los factores de raza y herencia, son los que se reconocen con asociación con cáncer de próstata”, agrega el especialista.

¿Cuándo partir con los controles?

La recomendación para todos los hombres es partir los controles de próstata entre los 45 y 50 años. Hay un porcentaje cercano al 15% de los pacientes que tienen cáncer de próstata, que tienen un familiar directo que tuvo ésta enfermedad, por lo que ahí existe la posibilidad de que haya un componente hereditario.

El doctor Urzúa, advirtió respecto a esta situación que “en esos pacientes que tienen familia directa, padre, hermanos, tíos, que hayan tenido cáncer de próstata, la recomendación es partir con los controles en forma más precoz, alrededor de los 40 años”, afirmó.

Respecto a los métodos para hacer el control, el médico especialista reveló que existen dos estrategias.

“Una es hacer el examen de sangre, obviamente se toma la historia del paciente, se ven sus antecedentes familiares, y se hace un examen de laboratorio que se llama antígeno prostático específico, que es un examen que es una muestra de sangre, que mide una proteína que circula en la sangre, en forma normal en todos los hombres, y que en los hombres que tienen cáncer de próstata podría estar elevada y podría despertar la sospecha y la alarma”, indicó el médico experto.

Por otro lado, está el examen físico, donde la herramienta más importante será realizar un tacto rectal. Con eso el urólogo va a poder detectar si hay alteraciones en la forma, en el tamaño, en la consistencia del órgano, y eso también es motivo de sospecha.

“Esos son básicamente los dos elementos más importantes en un diagnóstico de cáncer de próstata, en la consulta por prevención de cáncer de próstata. El examen de sangre que se llama antígeno prostático específico, y el examen físico con la realización del tacto rectal”, recalca el doctor Urzúa de Clínica Dávila.

La recomendación es partir con los controles alrededor de los 45, 50 años. En el caso de tener alguno de los factores de riesgo mencionados, se recomienda partir con los exámenes a los 40 años.

“No es que esté prohibido que te controles antes, lo que pasa es que la probabilidad de encontrar cáncer en edades más precoces es muy baja, por lo tanto, no tiene tanto sentido partir tan tempranamente con los controles, porque esta es una enfermedad que se presenta habitualmente en hombres mayores de 45, 50 años”, advierte el doctor Urzúa.

Si el cáncer es diagnosticado a tiempo, precozmente, va a estar localizado, y en esos casos la cirugía por sí sola puede ser curativa.

“El paciente, por otro lado, no va a necesitar ningún tratamiento complementario. No va a necesitar ni radioterapia, ni quimioterapia, ni nada más”, recalca el doctor Urzúa, quien insiste en la importancia de hacer la consulta en forma precoz. Prevenir antes que curar.