El panorama de la salud mental en la pandemia: «Más miedo, más estrés» y alteraciones de sueño

Desde el inicio de la crisis sanitaria, se ha registrado un aumento de un 30% en las atenciones telefónicas, de la mano de llamadas más prolongadas. También ha bajado el número de consultas presenciales.

Emol.cl.- «Estas pandemias provocan temores, privaciones, angustias, incertidumbres a muchas familias chilenas, y las cuarentenas y los aislamientos también provocan privaciones y angustias, y muchas veces soledad», aseguró este lunes el Presidente Sebastián Piñera. «Todas estas situaciones están provocando un impacto en la salud mental y en el bienestar emocional de muchas familias en nuestro país», añadió.

Se trató de la presentación del programa «Saludable-Mente», con el cual el Gobierno busca apoyar a las familias ante el aumento de consultas psicológicas como consecuencia de la pandemia de covid-19. El plan de acompañamiento considera fortalecer la oferta pública de salud mental, pero también la privada, e incluye una plataforma digital de consultas, apoyo y recomendaciones a los ciudadanos.

El diagnóstico del Gobierno se basa en estudios y cifras que ha analizado el Minsal. Por ahora, la evidencia muestra un aumento en «las disfunciones crónicas, la discapacidad social y en la demanda por atenciones y licencias médicas relacionadas a salud mental». «Nosotros vemos el impacto en ese tipo de cosas concretamente», explica a Emol la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza. «¿Qué ha pasado en nuestro país en estos meses? Se ha visto un incremento importante de aproximadamente un 30% de las consultas telefónicas por asistencia psicológica en Salud Responde, y no solamente en el número sino también en el tiempo: son consultas que son más prolongadas, y son, por lo tanto, más complejas», relata.

Este aumento se da en paralelo a una disminución de las consultas en la atención primaria. «A pesar de que las encuestas muestran que las personas sienten más miedo, más estrés y tienen alteraciones del sueño, efectivamente los programas de salud mental de la atención primaria no han visto un aumento de las consultas, probablemente por la situación de la pandemia, el temor de ir y las mismas cuarentenas. Son una serie de situaciones las que han hecho que las personas no estén yendo a sus controles de salud mental, ni tampoco a consultar en forma espontánea», cuenta.

Las estadísticas que manejan reflejan un escenario global. «Se han hecho algunos estudios en China que muestran que hay un aumento de un 35% de los síntomas de salud mental, como ansiedad y depresión; que hay mayor dificultad para acceder a los servicios y también hay una exacerbación de los síntomas en aquellas personas que ya tienen ciertas condiciones de base, como depresión y angustia», expone. Otros estudios en EE.UU. muestran que «hay un aumento de un 45% en el aumento de consultas y síntomas relacionados a salud mental».

«Por la evidencia que tenemos en pandemias anteriores, por la que tenemos en Chile y lo que hemos visto en Salud Responde, y también por la evidencia internacional, claramente esta situación que estamos viviendo afecta la salud mental de las personas», refuerza la subsecretaria. El programa «Saludable-Mente», explica Daza, responde a un diagnóstico de que «la falta de contacto que tienen las personas con sus seres queridos, la incertidumbre laboral y el miedo a enfermarse ha tenido efecto en las personas».

Fue ideado, además, con la asesoría del rector de la U. de Chile, Ennio Vivaldi, quien presentó la idea en primer lugar a la Mesa Social covid-19. Así, destaca la conformación de una mesa de expertos con científicos, personas de la academia, parlamentarios y miembros de la sociedad civil. «La idea es que se propongan acciones inmediatas para implementar y responder a las necesidades en materia de salud mental de la población», concluye.