Salud visual en periodos de confinamiento y sobreuso de pantallas

Salud visual en tiempos períodos de confinamiento y sobre uso de pantallas

Dr. Alberto Arntz B., académico del Departamento de Oftalmología UC y oftalmólogo de la Red de Salud UC CHRITUS.  

¿Qué es lo observado?

La situación de confinamiento domiciliario a consecuencia de la Pandemia por COVID-19 ha incrementado significativamente el teletrabajo, estudios online, y uso de medios de comunicación virtual. Esto ha determinado un significativo incremento de horas diarias de uso de pantallas (computadoras, celulares, tablets y televisores) y de lectura.

Hemos observado a través del Sistema de Atención Oftalmológica por Telemedicina de la Red de Salud UC Christus, un número elevado de consultas por síntomas atribuibles al cansancio y sequedad ocular, lo que se conoce como “Síndrome de Pantallas Visuales”.

¿Qué es el Síndrome de pantallas visuales?

Es un conjunto de síntomas y signos asociados al exceso de trabajo visual, y que se manifiesta por irritación ocular, sensación de ojo seco, visión borrosa y dolor periocular.

Se produce por dos razones:

La fatiga de la musculatura de los ojos a consecuencia de un esfuerzo de enfoque prolongado.
La desecación de la superficie de los ojos por la disminución de la frecuencia del parpadeo en periodos de atención visual prolongado.
Estos síntomas son esperables que aparezcan normalmente cuando se excede las dos horas de trabajo visual sostenido, pero puede ser más precoz y de mayor intensidad en quienes presentan factores predisponentes.

Los factores predisponentes más frecuentes son:

Producción de lágrima disminuida, o lágrima de composición química imperfecta. Ambas condiciones comúnmente denominadas “Síndrome de Ojo seco”.
Alteraciones ópticas no bien corregidas, tales como la hipermetropía, el astigmatismo o la presbicia.

¿Cuales son las recomendaciones para este Periodo de confinamiento?

Trabajo visual fraccionado: Alternar intervalos de trabajo de pantallas de 45 minutos con 15 minutos de descanso, y este periodo de descanso tratar de dirigir la mirada hacia objetos muy lejanos o vistas panorámicas.
Posición de pantallas: bajo el plano horizontal de la mirada al frente.
Condiciones de iluminación: Evitar reflejos en la pantalla, tales como la luz de una ventana o de una lámpara. Evitar los altos contrastes entre el brillo de la pantalla y la iluminación ambiente, como el que ocurre al ver la pantalla del celular en oscuridad, o leer en pantalla de computador al aire libre.
Uso de lágrimas artificiales: idealmente de prescripción oftalmológica, ya que existen lágrimas de variadas composiciones químicas, y es el especialista quien mejor puede determinar la composición apropiada para cada persona. Se sugiere usarlas cada dos horas en horario de trabajo visual.
¿ Qué medidas no son de utilidad o pueden producir un efecto contraproducente?

No existe los “lentes de descanso”. La corrección óptica de un anteojo es específica para cada paciente y debe ser prescrita por un profesional. El uso de un lente con graduación inapropiada puede aumentar las molestias visuales.

No está demostrado el beneficio del uso de anteojos con filtro para luz azul. La proporción de luz azul de las pantallas no es superior a la luz-día solar, y no hay estudios que demuestren daño fótico en la retina. Menos aún que signifiquen un alivio para el cansancio visual.

El uso de colirios descongestionantes de venta habitual en farmacias. Producen un blanqueamiento transitorio del ojo, pero pueden reducir la producción de lágrimas, aumentando las molestias de sequedad ocular.

¿Cuál es su mensaje final?

Los ojos son la ventana del alma, y el principal medio de interrelación con el ambiente y las personas que nos rodean, por lo que debemos preocuparnos de su salud periódicamente.

La única forma de saber si nuestros ojos son sanos y no tenemos alguna condición de riesgo, así como acceder a una apropiada prescripción de anteojos, es consultando periódicamente a un médico Oftalmólogo, debidamente certificado y acreditado.

Si bien el Síndrome de Pantallas visuales puede darse en personas con los ojos sanos, es conveniente consultar al especialista si los síntomas persisten a pesar de las indicaciones previamente mencionadas.