La contradictoria realidad de Venezuela ante el covid-19: ¿Exitosa gestión o falta de transparencia en los datos?

El país latinoamericano solo reporta 504 contagiados y 10 fallecidos por coronavirus a la fecha, cifras que son cuestionadas desde la oposición y médicos venezolanos que critican la baja realización de exámenes.

Venezuela, a diferencia de sus vecinos sudamericanos, no reporta cifras alarmantes desde la llegada del brote epidémico a su territorio, y celebra la cantidad de exámenes hechos a su población -347.000 según las autoridades de Gobierno-, situación que ha sido cuestionada por otros sectores de la sociedad que apuntan a una falta de transparencia del Ejecutivo ante la crisis.

Según cifras de la Universidad Johns Hopkins, el país sudamericano reporta hasta este domingo 504 casos positivos de coronavirus y 10 fallecidos, cifras que lo posicionan en el puesto 125 en el ranking de casos mundiales.

La curva de evolución de casos de covid-19 en Venezuela no se parece a ninguna de las de la región, no tiene un crecimiento lineal e incluso hay días en los que no se reportan nuevos casos. Es «atípica», según dijeron epidemiólogos a El País de España.

El Gobierno atribuye estos resultados a un «exitoso» plan que, según ellos, ha logrado aplanar la curva de casos desde que se registraron los dos primeros contagiados el 14 de marzo pasado: una ciudadana de 41 años que volvió de un viaje a Estados Unidos, España e Italia, y otro venezolano de 52 años que provenía también del país ibérico.

Tras descubrirse esos casos inmediatamente, el 15 de marzo, el Ejecutivo dictó una cuarentena obligatoria en todo el país, luego elevó las medidas e impuso obligatoriedad del uso de mascarillas en la calle el 22 de marzo, puso a disposición 46 centros y hospitales para atender casos de covid-19; suspendieron los vuelos comerciales y privados desde y hacia Venezuela hasta el 17 de abril; se pausó el cobro de arriendos a comercios y viviendas por seis meses; decretó «inamovilidad» laboral hasta fin de año y, como última medida tomada, se extendió el estado de alarma por segunda vez hasta el 13 de junio producto de la crisis sanitaria, reportó América Digital.

Asimismo, el Gobierno ha informado que dispone de 23.000 camas para sus 28,87 millones de habitantes y 1.200 cupos en cuidados intensivos. Por otro lado, el Ejecutivo el 23 de abril pasado aseguró que son «el país que hace más pruebas en todo el continente» con más de 347.000 pruebas realizadas, unos 12.000 test por millón de habitantes.

Para tener un punto de comparación, el Ministerio de Salud de Chile (Minsal) señaló este domingo que ha realizado 363.496 test, lo que lo deja en la delantera de número de exámenes realizados a la fecha en los países de la región, recalcó el subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga. Esto pondría en duda la veracidad de la información entregada por Venezuela hace tres semanas.