Cáncer Gástrico: Enfermedad silenciosa que se debe tratar a tiempo

Dr. Jaime Hurtado Osman, gastroenterólogo de la Unidad de Endoscopía y Colonoscopía de Clínica Alemana Osorno.

El adenocarcinoma gástrico es el cáncer más frecuente en Chile, constituyendo la primera causa de muerte por cáncer en hombres y la tercera en mujeres, con cifras que bordean las 3 mil muertes anuales. Uno de los aspectos que contribuyen a engrosar estas cifras radica en que el 90% de los pacientes se diagnostican en etapas avanzadas y fallecen aproximadamente en los 5 años siguientes al diagnóstico.

Un estudio nacional basado en el registro poblacional de cáncer muestra que sólo un 12,5% de los pacientes, sobreviven al quinto año de su diagnóstico. Por lo tanto, es muy importante la precocidad con la que se realiza el diagnóstico, ya que esta enfermedad se debe detectar y tratar en una etapa inicial.

Según comenta el médico internista y gastroenterólogo Dr. Jaime Hurtado Osman, el cáncer incipiente o inicial es asintomático o se presenta con mínimos síntomas, mientras que el avanzado es de fácil diagnóstico porque sus síntomas y signos son evidentes, por ejemplo: dolor abdominal con baja de peso, anemia, vómitos o dificultad para deglutir alimento.

“Se estima que el tiempo medio para que una lesión incipiente se transforme en avanzada es de 4 años. Estos casos avanzados en promedio tienen síntomas desde 8 meses antes. Así se entiende que los pacientes pasan años portando un cáncer gástrico sin presentar síntomas”, comenta el especialista.

El profesional indica que hoy en día el principal factor de riesgo de cáncer gástrico reconocido es la infección gástrica producida por la bacteria denominada helicobacter pylori, pero no es el único. Este microbio está presente en el 70% de la población chilena y en la mitad de la población mundial. Mientras más desarrollado es un país, más baja su prevalencia, y esto tiene que ver con salubridad.

“A pesar de su alta frecuencia, solo menos de un 1% de las personas sufrirá una enfermedad gástrica debido al helicobacter. En Chile se tomó la decisión de tratar con antibióticos a toda la población infectada con un fin preventivo”, comenta.

Actualmente, el mejor método de prevención es la erradicación del helicobacter pylori y el estudio con endoscopia alta con cierta periodicidad, a sujetos sobre todo, mayores de 40 años. A pesar del esfuerzo en Chile por avanzar en este aspecto, solo un 10 % de estos canceres se diagnostica en fase precoz.

La principal herramienta diagnóstica recomendada para una detección precoz es la endoscopia digestiva alta. “Se requiere de un fácil acceso al examen y que la endoscopia sea de muy buena calidad evaluando detalladamente la superficie gástrica, buscando lesiones menores y también lesiones pre malignas, como son la atrofia gástrica y la metaplasia intestinal”, advierte el facultativo.

De acuerdo al profesional, la cirugía continúa siendo, la única forma de poder eliminar la enfermedad “El pronóstico de esta enfermedad es malo y la mayoría de los pacientes no sobrevive a los 5 años. Es una enfermedad que uno no quisiera tener. Debiéramos avanzar intentando imitar a países como Japón, en el cual el 70% de los casos de cáncer gástrico son diagnosticados en fase temprana y a los 5 años está vivo el 90% de sus pacientes”, subraya el Dr. Jaime Hurtado.